Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Unidos Podemos anuncia moción de censura contra Rajoy que PSOE y C's rechazan por "irresponsable"

La formación de Iglesias y Garzón justifica la iniciativa "ante la grave situación institucional puesta en evidencia en las últimas semanas" con los casos de corrupción que ahogan al Partido Popular

Iglesias emplaza al PSOE y a Ciudadanos a unir fuerzas y afirma que presentarán la moción aunque no tengan los apoyos necesarios para que salga adelante

D.N. - Jueves, 27 de Abril de 2017 - Actualizado a las 11:40h

La dirección de Unidos Podemos, en la rueda de prensa de este jueves.

La dirección de Unidos Podemos, en la rueda de prensa de este jueves. (CEDIDA)

Galería Noticia

La dirección de Unidos Podemos, en la rueda de prensa de este jueves.El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón (i) y el de Podemos, Pablo Iglesias, conversan con la presidenta del Congreso, Ana PastorPablo Iglesias y Alberto Garzón.

MADRID. El grupo parlamentario de Podemos y sus confluencias ha anunciado que ha abierto una ronda de contactos con el resto de partidos y la sociedad civil para presentar de manera "urgente" una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante la "grave situación institucional".

Tras los últimos casos de corrupción que salpican al PP, el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, ha comparecido en rueda de prensa en el Congreso junto a los portavoces del grupo de Unidos Podemos-En Comù-Podem-En Marea para explicar esta iniciativa, que están dispuestos a llevar hasta el final aunque no encuentren más apoyos.

"La respuesta es sí", ha contestado Iglesias al ser preguntado sobre si está dispuesto a presentar la moción de censura aunque no logre el apoyo del PSOE y Ciudadanos.

Según el reglamento del Congreso, la moción de censura para exigir la responsabilidad política del Gobierno debe ser propuesta al menos por la décima parte de los diputados, es decir 35 (Unidos Podemos tiene 67), en un escrito en el que debe incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno que haya aceptado la candidatura.

Iglesias no ha concretado, sin embargo, que él vaya a ser elcandidato alternativo al que obliga la presentación de la moción, y ha dicho que más importante que los nombres y las caras es la situación de emergencia institucional y tomar decisiones urgentes para proteger el sistema democrático.

Tampoco considera que la situación en el PSOE sea un impedimento porque cree que no es momento de que ningún partido se centre en sus preocupaciones internas.

Lo que sí ha confirmado es que Podemos hará una consultaa sus bases previa a la presentación de la moción, pero recalcando que su partido tiene la "obligación ética" de actuar para desalojar a Rajoy del Gobierno ante un "estado de excepción democrático", en el que el PP mantiene un comportamiento "parásito" en las instituciones.

El líder de Podemos considera que "el problema de la corrupciónno es una tormenta, sino un virusque infecta las instituciones", que han sido "secuestradas y patrimonializadas" por el PP.

Ha aprovechado además para criticar las presiones a la Fiscalíay elogiar el trabajo "heroico" de las fuerzas de seguridad, los jueces y fiscales que son, a su juicio, quienes mantienen la dignidad del Estado pese a las "presiones y amenazas" de las que son víctimas.

Tanto el líder de IU, Alberto Garzón, como el portavoz de En Comú-Podem, Xavier Domènech, han compartido el "diagnóstico" del secretario general de Podemos y han coincidido en la necesidad de presentar esta moción de censura porque "la limpieza" democrática no se va a conseguir sólo pidiendo comparecencias y comisiones de investigación.

Garzón ha comparado la "excepcional" situación en España con la que vivió Italia en los años 90 que acabó en la "descomposición del sistema político", aunque ha remarcado que en aquella etapa los órganos judiciales italianos eran independientes para luchar contra la corrupción y la mafia, a diferencia de los españoles.

Domènech, por su parte, cree que lo que "tocaría" es que el PP presente una cuestión de confianza, pero ante la seguridad de que "no lo va a hacer" han decidido empezar a trabajar para acabar con la "gangrena" que "corroe" el sistema democrático.

Por último, el portavoz de En Marea, Antón Gómez-Reino, ha calificado la situación política de "anomalía y excepcionalidad democrática" ante la que -ha dicho- van a actuar con "la mayor urgencia" para impulsar esa moción de censura.  

EL PSOE RECHAZA APOYAR LA MOCIÓNEl portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha rechazada dar apoyo a la moción de censura que ha planteado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que ha acusado de "mala fe" y de "irresponsabilidad" al entender que estos "fuegos artificiales" lo que hacen es "deteriorar" a la oposición.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha emplazado este jueves al PSOE y al resto de la oposición para derribar juntos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con una moción de censura en el Congreso de los Diputados. Aunque no ha determinado candidato, el partido morado ya ha avanzado que presentará la moción la apoye o no el PSOE.

Para Antonio Hernando, la rueda de prensa de Pablo Iglesias es "idéntica" a la de hace un año, cuando salió de ver al Rey y habló de ministros para un Gobierno con el PSOE, para luego acabar votando en contra de un candidato del PSOE (Pedro Sànchez). "Entonces hubo mala fe, falta de rigor, y hoy se repìte", sostiene.

Por ello, y tras recordar que "no hay una mayoría alternativa a la del PP", ha rechazado dar apoyo a esa moción de censura de Unidos Podemos y ha avisado de que así se está "deteriorando" a la oposición". "Estamos perdiendo un tiempo precioso con estos fuegos artificiales de Iglesias para exigir responsabilidades al PP por su pantano de corrupción", ha remachado.

"UN NÚMERO DE CIRCO"Ciudadanos (Cs) no apoyará ni secundará "ningún número de circo" a los que acostumbra Podemos, ha afirmado el secretario general del partido, José Manuel Villegas.

Villegas, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, ha dicho que los problemas que tiene España no se resuelven "haciendo presidente, vicepresidente o ministro del Interior a Pablo Iglesias".

Se solucionan, ha explicado, "de forma más seria", aclarando la corrupción y exigiendo responsabilidades judiciales y políticas, al tiempo que se toman medidas para dar estabilidad al país.

Eso es lo que está haciendo Ciudadanos, ha insistido Villegas, que, según ha adelantado, no cree que su grupo participe siquiera en la ronda de consultas que pueda abrir Podemos para recabar apoyos a su iniciativa, aunque ya lo estudiarán en el grupo.

TERCERA MOCIÓN DE CENSURA DE LA DEMOCRACIA La moción de censura que Podemos quiere promover contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sería la tercera que se celebra desde la llegada de la democracia, que ha vivido otras dos contra Adolfo Suárez y Felipe González aunque ninguno con éxito.

En estos cuarenta años ha habido además otras dos cuestiones de confianza, que presentaron también Suárez y González.

La moción de censura y la cuestión de confianza son procedimientos recogidos en la Constitución que pueden provocar la caída del Gobierno y que ponen de manifiesto la ruptura de la relación de confianza existente entre el Ejecutivo y la Cámara.

Recogida en los artículos 113 y 114.2 de la Constitución y en los artículos 175 a 179 del Reglamento del Congreso, se trata de un procedimiento que no sólo censura al presidente vigente, sino que obliga además a proponer un candidato alternativo para la Presidencia del Gobierno.

Según el artículo 113 de la Constitución, la moción de censura deberá ser propuesta al menos por la décima parte de los diputados, esto es 35 diputados, en escrito motivado y dirigido a la Mesa del Congreso y habrá de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno.

No podrá ser votada hasta que transcurran cinco días desde su presentación y en los dos primeros días de dicho plazo podrán presentarse mociones alternativas.

En su apartado 4, el artículo 113 establece que en el caso de que la moción de censura no fuera aprobada por el Congreso, sus firmantes no podrán presentar otra durante el mismo periodo de sesiones para evitar abusos.

Por su parte, el artículo 177 y siguientes del Reglamento del Congreso establecen el formato del debate, que se iniciará por la defensa de la moción de censura sin limitación de tiempo por parte de uno de los diputados firmantes de la misma.

A continuación, y también sin limitación de tiempo, podrá intervenir el candidato a presidente del Gobierno a efectos de exponer el programa político del Ejecutivo que pretende formar.

Después de una interrupción decretada por la Presidencia podrá intervenir un representante de cada uno de los grupos parlamentarios de la Cámara por tiempo de treinta minutos, además de un turno de replica de otros diez minutos.

Cabe la posibilidad de que se presente a la vez más de una moción de censura, y entonces se podrá acordar el debate conjunto aunque se votarán por separado, siguiendo el orden de su presentación.

La aprobación de una moción de censura requerirá, en todo caso, el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados, esto es 176 votos.

Si se aprueba una moción de censura, no se someterán a votación las restantes que ya se hubieren presentado.

En el artículo 114.2 de la Constitución se establece que si el Congreso aprueba una moción de censura, el Gobierno deberá presentar su dimisión al Rey y el candidato votado en la moción se entenderá investido de la confianza de la Cámara. A continuación, el Rey le nombrará presidente del Gobierno.

Desde la aprobación de la Constitución de 1978 este procedimiento se ha puesto en práctica en dos ocasiones.

La primera moción de censura se planteó los días 28 al 30 de mayo de 1980 por el grupo parlamentario socialista contra el Gobierno de UCD de Adolfo Suárez. Fue defendida por Alfonso Guerra y rechazada por Rafael Arias-Salgado.

El candidato propuesto fue Felipe González, que también expuso un programa de gobierno. El debate duró veinte horas y fue seguido por buena parte de los ciudadanos al ser retransmitido en directo por radio y en diferido por televisión.

La moción fue rechazada por los 166 votos del grupo parlamentario centrista, que se quedó solo, ya que se abstuvieron 21 diputados, entre ellos los 9 de Coalición Popular y los 7 de la Minoría Catalana.

Los votos favorables a la moción fueron 152 (socialistas, comunistas, andalucistas y 3 del grupo mixto). Faltaron 24 votos para conseguir la mayoría.

La segunda moción de censura fue presentada por el grupo popular contra el Gobierno socialista de Felipe González el 23 de marzo de 1987, un mes después de haberse celebrado el debate sobre el estado de la nación en el que no pudo intervenir el nuevo presidente del grupo mayoritario de la oposición, Antonio Hernández Mancha, por no ser diputado.

Los comentaristas políticos dijeron entonces que uno de los motivos de la moción fue precisamente el de dar a conocer al público al nuevo dirigente de AP y aprovechar la conflictividad social existente para desgastar al Gobierno del PSOE.

La presentación de la moción de censura por parte de Alianza Popular, sobre cuyo resultado en votos no cabía sorpresa por la mayoría absoluta de los socialistas en el Congreso, no contó con el apoyo de los demás grupos de la oposición.

La votación, que se llevó a cabo el lunes 30 de marzo, arrojó los siguientes resultados: 332 votos emitidos, 67 a favor (AP y Unión Valenciana), 195 en contra (PSOE, Izquierda Unida, PNV, EE) y 70 abstenciones (CDS, CIU, PDP, PL, PAR, AIC y CG).