Los partidos no ven adecuada la ubicación de la planta de lodos

Salvemos Montejurra pide en el Parlamento la paralización del proyecto y el cambio de leyes

Maite González - Jueves, 27 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Salvemos Montejurra compareció ayer en el Parlamento.

Salvemos Montejurra compareció ayer en el Parlamento. (J.BERGASA)

Galería Noticia

Salvemos Montejurra compareció ayer en el Parlamento.

igúzquiza- Los grupos representados en la comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Navarra coincidieron ayer en señalar que la ubicación que se plantea para la planta de tratamiento de lodos en la falda de Montejurra “no es adecuada”. La plataforma Salvemos Montejurra compareció ayer en el Parlamento para pedir la paralización del proyecto por sus posibles consecuencias medioambientales y económicas para la zona. El colectivo insistió en que se endurezca la legislación.

Para Salvemos Montejurra, “si llega a abrirse, el daño va a ser irreversible. Hay que pararlo ahora que se puede”. Salvemos Montejurra recordó que la planta se ubica cerca de núcleos habitados e insistió en el impacto medioambiental que puede provocar “con contaminación de acuíferos, del río Ega, olores, etc”, o en la salud de las personas. Asimismo, se hizo referencia al impacto económico para la zona.

Salvemos Montejurra relató que “en 2011 la empresa solicitó licencia para establecer una planta de tratamiento de áridos. Se le concedió pero al comenzar las obras se detectó que lo que se estaba realizando superaba a lo solicitado en esa licencia”. Por ello, el Ayuntamiento paralizó las obras, tras lo que la empresa llevó al Consistorio a los tribunales, una sentencia que está pendiente en el Tribunal Contencioso Administrativo. “Mientras, la empresa solicita una nueva licencia de actividad ampliada en la que complementa la actividad con la gestión de lodos”, resumieron desde la plataforma.

posturasTras la intervención de este colectivo, los grupos parlamentarios mostraron su postura. Unai Hualde, de Geroa Bai, relató que “está pendiente el informe de Medio Ambiente, pero hay unos antecedentes de esta empresa y se están tomando muchas prevenciones. Se está estudiando concienzudamente y se han pedido informes a otras áreas, como Ordenación del Territorio, Ganadería, Aguas, Interior e incluso a Memoria Histórica, porque hay una fosa común”. Hualde recordó que “han pasado tres meses desde la solicitud de la licencia y si en cuatro meses no se resuelve decae la actividad del promotor”. El parlamentario de Geroa Bai aseguró que “vamos a seguir de cerca cómo va ese expediente y tomamos en consideración peticiones de la plataforma sobre modificación de la normativa y la ubicación”.

Desde UPN, Mª Carmen Segura señaló que “nuestro grupo entiende que la ubicación no es la más adecuada por las posibles afecciones a una zona de gran valor paisajístico y turístico. Por estas razones, junto al PSN, presentamos una moción instando al Gobierno a buscar alternativas a esta planta”. No obstante, desde UPN señalaron que “sí tenemos claro que bien sea de manera pública o privada, alguien debe tratar los lodos. Quien tiene que controlar esto es el Gobierno de Navarra, debe velar por que estas empresas estén en lugares adecuados y cumplan con la normativa”.

Dabid Anaut, de EH Bildu, aseguró que la plataforma “ha sido muy contundente”. El parlamentario abertzale indicó que “se trata de un conflicto que se produce a menudo entre los intereses de una empresa y los derechos de los ayuntamientos y la ciudadanía. Tienen que ser los derechos de los pueblos los que prevalezcan. Existen normativas que tienen que ser revisadas. No es lugar adecuado, hay muchas razones para defender esto y además las consecuencias no son para hoy, permanecerán en el tiempo”.

Para el parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Rubén Velasco, “es necesario una actualización del decreto para regular estas actividades y otras. Habrá que ver dónde incluir este tipo de plantas para saber cuál debe ser el alcance de las medidas técnicas que deben aplicarse”. Velasco confió “en que esto no se lleve a cabo” y felicitó a la plataforma “por la unión que demuestran en la defensa del medio ambiente”.

Desde el PSN, Inmaculada Jurío aseguró que “estas plantas en algún lugar se tienen que poner, pero la ubicación elegida no es la apropiada”. Para el grupo socialista “es un problema de legislación, es poco restrictiva. Hay que cambiar la normativa. Data de 1990 y no contempla el desarrollo que ha habido desde entonces”.