Mesa de Redacción

Avance histórico en justicia social

Por Joseba Santamaria - Viernes, 28 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El Parlamento de Navarra dio ayer luz verde a la ley foral del Gobierno de Barkos que complementa hasta el Salario Mínimo Interprofesional aprobado para este año las 22.000 pensiones contributivas que en la Comunidad Foral no llegan a esa cuantía, entre ellas 9.490 de viudedad. El mismo día que esa misma Cámara aprobaba una ampliación de crédito de 25 millones de euros para hacer frente al pago de 48 millones que dejó como herencia -otro agujero más-, la gestión anterior de UPN en el Gobierno en la Ciudad del Transporte. La medida sitúa a Navarra como primera comunidad del Estado que asume esta equiparación y se aplicará progresivamente a las pensiones contributivas inferiores al SMI hasta que en 2019 se igualen con las de viudedad después de que en Madrid PP y PSOE acordaran aumentar el SMI únicamente para los salarios, pero no para estas prestaciones sociales. Finalmente, UPN, PSN y PP sumaron sus votos a la propuesta de los partidos del cambio político y social pese al ruido y las críticas en contra que han vertido los últimos meses contra la propuesta del consejero Laparra. Otro ejemplo que deja de nuevo en evidencia su estrategia de oposición contra todo. Y que deja también en evidencia el silencio de los representantes navarros de estos partidos en el Congreso cuando PP y PSOE pactaron una subida del SMI que excluye a las pensiones de viudedad y a las pensiones mínimas. Una apuesta política que se sostiene en la aportación de los contribuyentes navarros a través de sus impuestos, un ejercicio de solidaridad y justicia social imprescindible si Navarra quiere mantener los niveles de vida y cohesión social necesarios para avanzar en desarrollo económico e igualdad de oportunidades de todos los navarros y navarras. Un salto histórico en justicia y protección social como una de las señas de identidad de las prioridades presupuestarias del cambio político en Navarra. Y un ejemplo de que la política sirve si antepone las necesidades de los ciudadanos a los intereses partidistas.