Debate en Podemos: críticas personales no ayudan

Por José R. Loayssa Lara - Viernes, 28 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Hace unos días se publicó una carta en la que el compañero de Podemos Javier Echeverría -firmante del Manifiesto 20 de marzo- opinaba sobre la situación interna de la organización a cuenta del proceso de elecciones internas que se ha convocado En ella achacaba los problemas de nuestro partido casi en exclusiva al liderazgo de su actual Secretaría General, en términos de una inusitada dureza que se nos antoja excesiva y contraproducente para un debate saludable sobre el futuro de Podemos Navarra. Y, sobre todo, nos ha sorprendido un diagnostico tan simplista.

No se puede negar que Podemos Navarra haya tenido límites y problemas en su funcionamiento pero, teniendo en cuenta las circunstancias de su breve historia, han sido razonablemente normales y previsibles. Toda experiencia que -en ese tiempo récord- hubiera alcanzado un éxito electoral y político de tales dimensiones habría adolecido de carencias similares. Las relaciones entre los cargos y las bases son complejas: coordinar la dinámica institucional -por un lado- y, a su vez, alimentar la dimensión social y comunitaria -por otro- nunca fue fácil. Menos todavía con la escasez -positiva en otro sentido- de personas con trayectoria en estructuras partidarias o en la política organizada. Y gestionar esta situación inédita ha sido, para bien o para mal, responsabilidad tanto de la Secretaría como de Podemos Navarra en su conjunto.

Estar comprometidos en el apoyo a un gobierno dirigido por un partido con el que -si tomamos como referencia los documentos políticos actuales de Podemos Navarra-, no compartimos los objetivos centrales ni el horizonte del modelo de sociedad y económico, tampoco ha ayudado. Sin embargo, Podemos Navarra puede sentirse orgulloso de haber permitido que se formara y se mantenga al Gobierno de Uxue Barkos, dada la alternativa que representan los partidos de la tramaen Navarra. Eso sí, defendiendo iniciativas propias y tratando de empujar la acción gubernamental hacia transformaciones de mayor calado. En esta cuestión -y no en el supuesto desastre organizativo que la carta denuncia- es donde creemos que la actividad de la Secretaría General ha sido más determinante. No sabemos si esa última actitud también es cuestionada por el autor de la carta y por la corriente 20 de marzo.

Insistimos: nos sorprende que el autor de la carta declare que los problemas de Podemos se resumen en una mala dirección de su Secretaría General -pintada con tintes caricaturescos-, porque nos consta que es una persona que conoce la sociología de las organizaciones. Cualquiera, con sus conocimientos y experiencia, sabe que tan determinantes como la voluntad de sus direcciones son las estructuras formales, las dinámicas informales o los desafíos de las formas de participación digital y presencial de sus adscritos. Ni siquiera creemos que los problemas organizativos de Podemos Navarra se puedan achacar a los responsables que en la práctica se han ocupado del área de organización y que, por cierto, son miembros de la corriente 20 de marzo. Esa no es la cuestión. Podemos Mugituz es un colectivo que, desde su nacimiento, ha trabajado por situar las diferencias en el terreno del debate político e ideológico mediante actividades de formación y discusión, y con la elaboración de propuestas y documentos. En estos momentos sentimos como muy decepcionante la actitud de la corriente 20 de Marzo, que combina declaraciones públicas armadas con generalidades y respecto a las que es imposible debatir seriamente, con intervenciones (re)cargadas de ataques personales como la carta que nos ocupa. Esperamos que no se envenene el ambiente y que no se arrincone el debate político ya que nos gustaría que en Navarra, para afrontar los retos actuales y futuros, fuéramos capaces de decidir nuestra línea política y nuestro plan de trabajo con autonomía de la Dirección estatal de Podemos. Una autonomía que creemos también está en juego en las próximas elecciones internas de Podemos Ahal Dugu de Navarra.

En nombre del colectivo de debate y reflexión Podemos Mugituz