El Real Madrid a la Final a Cuatro

euroliga los de pablo laso vencieron al darussafaka y sueñan con la décima corona

Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Darussafaka 78

Real Madrid 89

DARUSSAFAKA (21+17+20+20): Wilbekin (14), Wanamaker (25), Clyburn (11), Moerman (2) y Zizic (6) -equipo inicial-, Harangody (2), Batuk (-), Aldemir (-), Bertans (8), Anderson (10) y Slaughter (-).

REAL MADRID (24+21+27+17): Llull (17), Doncic (11), Taylor (5) Randolph (15) y Ayón (8) -cinco titular- , Rudy (5), Carroll (12), Draper (-), Reyes (-), Hunter (1) y Thompkins (15).

Árbitros Damir Javor (SLO), Sreten Radovic (CRO) y Fernando Rocha (POR). Eliminaron por faltas a Wilbekin.

Estadio Volkswagen Arena ante 4.954 espectadores.

madrid- La solidez defensiva y su versatilidad en ataque dio ayer al Real Madrid el billete para su quinta Final a Cuatro de los últimos siete años tras repetir triunfo en la pista del Darussafaka, lo que evita el quinto partido y permite soñar a su afición con la décima corona europea.

Como ocurrió el miércoles en el mismo escenario, los hombres de Pablo Laso supieron frenar a las principales figuras del conjunto turco y le obligaron a depender demasiado de Brad Wanamaker, lo que evitó nuevas sorpresas tras el traspiés en el segundo encuentro de la serie disputado en Madrid.

El Darussafaka se lanzó a la desesperada para recortar su desventaja, pero seguía negado ante el triple y solo sumaba desde la línea de tiros libres, por lo que a nueve minutos del final llegó a verse diecisiete abajo y desesperado ante el muro rival.

Directo a la Final a Cuatro, el Real Madrid se limitó a controlar el juego, lo que terminó de minar la fe de unos turcos que, aunque en un último empujón se llegaron a colocar a seis a dos minutos de la conclusión.

Tras un año ausente entre los cuatro mejores equipos, los blancos regresan a la Final a Cuatro con el Fenerbahce como primer rival y, en caso de vencer, jugarían la final ante el ganador de la eliminatoria que enfrentará al CSKA con el Anadolu Efes o el Olympiacos, que juegan al cuarto partido de cuartos.

La última vez que el campeón español levantó el trofeo fue en la edición celebrada en Madrid en 2015, que su puso su noveno título y lo ratificó como el equipo más laureado de la competición. - Efe