un catastrófico BNC en el primer encuentro

Paliza para empezar

leb plata un catastrófico bnc sucumbe con estrépito en el primer encuentro de la serie

Iñigo Munárriz - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Hopfgartner se emplea en defensa en el choque de ayer.

Hopfgartner se emplea en defensa en el choque de ayer. (GRANADA HOY)

Galería Noticia

Hopfgartner se emplea en defensa en el choque de ayer.

pamplona- Es difícil rescatar algo positivo del encuentro de ayer. Lo único que queda es aferrarse al pragmatismo y pensar que en play -off da igual perder de uno o de cuarenta. Eso en lo matemático, en lo moral se verá mañana cómo están de ánimos los de Prado después de sufrir tan severo castigo.

Los navarros adolecieron de carácter competitivo, se mostraron indolentes en defensa y, una vez se rompió el partido en el segundo cuarto, los rojos -ayer de negro- fueron un títere en manos de un Covirán Granada que se gustó. Por hacer honor a la justicia hay que señalar que el BNC sufrió la ausencia de Iñaki Narros, capitán, emblema del club y a efectos baloncestísticos referente absoluto en la cancha.

Los de Prado cuajaron un digno primer cuarto. El Granada comandaba el marcador pero los visitantes, de la mano de un siempre combativo Adrián García, hacían la goma en el electrónico. 24-19 cuando expiraron los primeros 10 minutos. Por aquel entonces, ni los más catastrofistas podían prever la tormenta que estaba por desatarse.

Fuentes anotó un triple que puso el 24-22 preludio de un parcial de 14-0 que dio alas al Granada y que inquietó a un BNC que se iba deshilachando con el paso de los minutos. El periodo se fue torciendo hasta que con el bocinazo que mandaba a los contendientes al vestuario, el marcador mostraba un contundente 51-32.

La ventaja era amplia pero era más preocupante la tendencia y las sensaciones que los números en sí mismos.

Los malos presagios se confirmaron en la reanudación. El Granada no quería ganar a los puntos, quería ganar por la vía del cloroformo y saltó a la cancha a dar la puntilla. Un triple de Bortolussi puso el 53-32, superándose por primera vez en la noche la barrera de los 20. Noche, por cierto, que se hizo muy larga.

Un 2+1 transformado por Almeida elevó la diferencia a los 31 y ya tocaba pasar de página y acabar el primer duelo de postemporada con la mayor dignidad posible.

La plantilla ya de por sí escasa, se vio reducida por los problemas de faltas de los hombres altos de los de Prado. Todo eran malas noticias. 77-42 se llegó al final del tercer parcial.

Restaban 10 minutos que eran puro trámite pero que se hacen eternos para el equipo que va en desventaja. Y en esa espiral de negatividad, el Basket Navarra siguió acumulando una desventaja abultada. Un triple del Granada puso los 40 (88-48) y la parroquia local asistía, no sin cierta sorpresa, a un monólogo de su equipo que parecía no tener fin.

Dentro de esta debacle es necesario rescatar la actuación de Pablo Yarnoz. El joven jugador navarro saltó a la cancha por sorpresa y, aunque durante la temporada regular no gozó de muchas oportunidades, ayer ofreció toda una exhibición de arrojo, que es lo mínimo que se podía exigir. El alero peleó todos los rebotes, se lanzó al suelo a por el cuero y aprovechó los pocos tiros que tuvo para sumar.

Con la bocina de final de partido el marcador enseñaba un extraordinario 97-59. Los guarismos hablan por sí mismos.

borrón y cuenta nuevaToca hacer limpieza de mente. Limpieza urgente porque mañana hay que saltar otra vez a la cancha y pelear. Prado explicó que sería clave cómo asimilaba cada equipo la victoria y la derrota y en el segundo partido de la serie, los navarros deberán hacer un ejercicio de fortaleza mental para olvidar la catástrofe de ayer.

La postemporada de LEB Plata comenzó con sonado tropiezo para el Basket Navarra pero el sistema de eliminatoria te permite resarcirte, sanar las heridas y hacer al día siguiente los deberes que no has hecho hoy.

Covirán Granada 97

Kia Sakimóvil BNC 59

GRANADA Bowie (14), Bortolussi (8), Uta (5), Almeida (14) y Cobos (16) -cinco inicial- Corts (9), García (4), Martínez (4), G. Martínez (2), Milekovic (5), Fernández (12) y De Lattibeaudiere (4).

KIA SAKIMÓVIL Poston (8), Fuentes (7), Vázquez (11), Hidalgo (12) y Hopfgartner (2) -cinco inicial- Bleeker (2), Yarnoz (4) y García (13).

Parciales 24-19, 27-13, 26-10 y 20-17.

Árbitros García y González.

Pabellón Palacio de los deportes de Granada.