El juez impone una fianza de 496 millones de euros a los seis hijos de Ruiz-Mateos

La Fiscalía reclama 16 años de cárcel para cada uno por la estafa del Grupo, que acumuló deudas de 577 millones

Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

madrid- El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha decidido abrir juicio oral por el caso Nueva Rumasa y ha impuesto una fianza de 496 millones de euros a los seis hijos del empresario José María Ruiz-Mateos implicados. La fiscalía reclama 16 años de cárcel para cada uno de los hermanos por la estafa, que acumuló deudas de 577 millones.

El magistrado precisa que además de los seis hermanos también se sentarán en el banquillo el empresario Ángel de Cabo y ocho personas más por los delitos de estafa agravada, blanqueo de capitales, alzamiento de bienes y contra la hacienda pública.

De la Mata señala a 57 empresas como responsables civiles subsidiarias y a nueve personas en calidad de partícipes a título lucrativo, concretamente ocho miembros de la familia Ruiz-Mateos y el que fuera el abogado del patriarca, Joaquín Yvancos.

El juez describe en el auto las operaciones irregulares ideadas por los acusados en Nueva Rumasa, un conglomerado empresarial que afrontaba serios problemas económicos ya en 2008 y que siguió empeorando hasta situarse al borde de la insolvencia.

Para conseguir financiación -los bancos ya no se la prestaban-, los responsables del grupo crearon una trama para captar inversores cuyo dinero “no se destinaban ni a lo que se publicitaba ni a la propia sociedad emisora, sino que servía para atender deudas de otras sociedades del grupo o para adquirir otras sociedades de renombre para seguir consolidando el engaño”.

El grupo Nueva Rumasa llegó a contar con “al menos 4.067 cuentas bancarias en 117 entidades financieras”, entre las que se encuentran Banesto, CaixaBank, BBVA, Santander, Caja Ahorros Madrid, Banco Popular, Banco Etchevarria o Caja de Ahorros de San Fernando.

El caso reúne las denuncias de 1.409 perjudicados por la caída de Nueva Rumasa, que reclaman un total de 171 millones de euros. - Efe