Una entidad para el desarrollo de la Ribera cuestionó en 2010 la veracidad de las actividades desarrolladas

El Consorcio EDER remitió cuatro cartas a UAGN al constatar que hubo acciones formativas sin realizar

Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

PAMPLONA- El Consorcio para las Estrategias de Desarrollo de la Ribera de Navarra (Eder) cuestionó ya en 2010 la veracidad de diversas actividades por parte de Fundagro-UAGN, tras constatar que algunas de ellas no se llevaron a cabo de forma efectiva.

Esta circunstancia, que fue comunicada igualmente en 2011 y 2013 al Gobierno de Navarra por las extrabajadoras que denunciaron las prácticas fraudulentas, afectaba a las actividades de desarrollo rural para mujeres, contempladas algunas, en el Convenio con AMUR y en el proyecto estatal de Red de Mujeres Rurales y Urbanas. “Las actividades recogidas en estos proyectos no se han desarrollado en su totalidad, siendo en última instancia y para su justificación, manipuladas, falseadas y falsificadas;incluso el consorcio Eder remitió hasta cuatro cartas cuestionando la veracidad de las actividades desarrolladas y manifestando serias dudas acerca de la ejecución del proyecto, llegando a afirmar que constataron que algunas acciones no se realizaron”, expusieron al Departamento de Desarrollo Rural.

El consorcio Eder es una entidad sin ánimo de lucro, que se constituyó en 1994, con carácter voluntario por las Entidades Locales de la Ribera de Navarra y Organizaciones económicas y sociales que trabajan en el territorio, con el fin de lograr un mayor desarrollo en los ámbitos económico, social y patrimonial. - J.M.S.