El cantautor vasco presentará su último disco

Ruper Ordorika abrirá su refugio, ‘Guria ostatuan’, desde Zentral

El cantautor vasco presentará su último disco en la sala pamplonesa el viernes, día 5 de mayo

Ana Jiménez Oskar Montero - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El cantautor, a la espera del reencuentro con el público de Iruña.

El cantautor, a la espera del reencuentro con el público de Iruña. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

El cantautor, a la espera del reencuentro con el público de Iruña.

“Tocar es siempre un aprendizaje, la imperfección tiene mucho que ver con los directos”

PAMPLONA. Con una dilatada trayectoria musical, quince discos a las espaldasy como referente de la canción vasca de autor, Ruper Ordorika(Oñati, 1956), cuarenta años después de debutar en el mundillo, conserva la ilusión por sus canciones y por cada directo donde hacerlas volar.

El cantautor se halla sumergido en la presentación de su último trabajo, Guria ostatuan -un título que gira en torno al simbolismo de taberna y refugio-, álbum publicado el pasado año y que el próximo viernes, día 5 de mayo, presentará oficialmente ante el público pamplonés. Lo hará sobre el escenario de la sala Zentral, a partir de las 21.30 horas, y acompañado de una banda que, según desveló ayer, está en plena forma. El encuentro tuvo lugar en la librería Elkar, ya que el músico se acercó a Iruña para presentar el concierto de la semana que viene, en una gran plaza, “como es la de Pamplona”, que valora, y por ello trata de mimar con delicadeza y profesionalidad.

Como apuntó el propio Ruper Ordorika, “Pamplona es la presentación que me faltaba”. Porque aunque el músico lleva varios directos ya bajo el paraguas de su último trabajo, cada cita se convierte en una ocasión especial para desnudar sus últimas composiciones, grabadas hace unos meses en Nueva York, al igual que varios de sus trabajos anteriores. En la ciudad de la Gran Manzana, con el Bedford Studio de Brooklyn como centro base, contó “con colegas estadounidenses” para vestir y registrar los temas que ahora defiende con una banda formada por Hasier Oleaga a la batería;Fernando Lutxo Neira al bajo y contrabajo;y Arkaitz Miner a la guitarra, mandolina y viola. Unos acompañantes de lujo con los que está cerca de cumplir casi diez años como formación. “Los mugalaris”, definió el de Oñati, “como una ONG sin ánimo de gran lucro que se dedica a pasar mis canciones por la frontera”.

Junto a ellos traslada al escenario sus últimos temas, momento clave pues, como ayer definió Ruper, “los discos se hacen redondos cuando los empiezas a interpretar ante el público”. A ojos del músico, estudio y directo son dos mundos diferentes, con un camino hasta unirlos que define como “proceso de recreación: los hago de un modo e interpreto de otro”.

Como ayer desveló el cantautor, este traslado al escenario ha supuesto tiempo y trabajo, ya que “dentro de la apariencia de proximidad del disco”, tiene “sus capas y complejidad”. En esta presentación en directo de su último trabajo se ha hecho hueco a un contrabajo para acompañar algunos temas, lo cual “mediatiza mucho el sonido”. El repertorio del concierto en Zentral no estaba cerrado todavía, pero Ruper desveló que tocará “prácticamente todo el disco y canciones de otras épocas”. “No es lo mismo hacer teatros que clubs, y habrá variaciones”, afirmó, además de aprovechar para agradecer a la sala pamplonesa el trato, un escenario sobre el que ya actuó acompañando al músico cubano Ray Fernández, hace dos años.

El cantautor afirmó asimismo que se requiere tiempo para “hacer que las canciones revivan” y que éstas incluso “tienen sus manías”. Mientras que a algunas les gusta ir por libre, “otras se ocultan y, poco a poco, lo vas descubriendo”. Por ello reivindicó la importancia de cómo plantear el directo, hilando con el concepto de álbum: “la idea de un conjunto de canciones que, por alguna razón, se juntan en el tiempo y en un disco”, viendo los conciertos también así.

Un resultado del que el músico guipuzcoano se mostraba ayer satisfecho, partiendo de que “tocar es siempre un aprendizaje” y “la imperfección tiene mucho que ver con los directos y con lo creativo en general”. Todo ello sin olvidar nunca el papel del público, quienes hacen que lo mencionado “quede en segundo plano”. “La gente es la que pule el disco y le da, o no, esa redondez”, concluía directamente el cantautor.

El público navarro podrá darle ese matiz en la cita de la próxima semana. Las puertas del Guria ostatuan (Taberna Guria) de Ruper están abiertas y a la espera.

el concierto

Fecha y lugar. La sala Zentral será la encargada de acoger el concierto del cantautor vasco el próximo viernes, día 5 de mayo, a partir de las 21.30 horas.

Entradas. Las entradas ya están a la venta, disponibles tanto en la web de la sala -www.zentralpamplona.com- como en los siguientes puntos de venta físicos: El Infiernito (c/Nueva, 85) y Elkar (c/Comedias, 14). El precio de la anticipada es de 12 euros, y en caso de adquirirse en taquilla será 15 euros.

‘guria ostatuan’

El disco.Se trata del decimoquinto trabajo en estudio del cantautor de Oñati, un disco que grabó en Nueva York, en los estudios Bedford de Brooklyn junto al batería y vibrafonista Kenny Wallace;el piano y teclados de Jamie Saft;y el contrabajo y la guitarra de Tony Scherr. El toque especial lo puso la batería, que fue la utilizada por Van Morrison en su mítico Astral weeks. Las canciones combinan letras propias de Ruper junto a otras adaptadas, partiendo de escritos de Joseba Sarrionandia, Eva Linazasoro y Gary Snyder. El disco se terminó de pulir en Gasteiz, con Arkaitz Miner poniendo violines, violas, mandolinas y arreglos orquestales.

breve bio

Referente en la canción vasca de autor.Ruper Ordorika es un referente incuestionable en la canción vasca. Autor de temas emblemáticos como Ez da posible, el músico se atrevió a romper con su estilo propio y letras cuidadas, algo que recogió con su primer trabajo, Hautsi da Anphora, publicado en 1980. Era solo el principio. Desde entonces, el cantautor ha dado infinidad de conciertos a la par que cargaba su mochila de trabajos, hasta dar con este último, Guria ostatuan.


ANJEL VALDES “El último disco es muy significativo en su carrera, sigue en el camino e insistiendo”

El responsable de la producción musical de Elkarlanean valoró el recorrido del músico durante la presentación de ayer.