La aldea global

Turbulencias informativas y televisión

por Txerra Díez Unzueta - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

la función primordial de los medios es informar, que en los tiempos presentes en la tele se presenta como un agitado escenario donde las noticias se sobreponen unas a otras en un ejercicio de consumo y asimilación por parte del personal que resulta función complicada por saturación e invasión informativa. Por estos lares a la tele le ha costado entrar en la batalla mediática de ser a la hora de informar, la primera, la más competitiva con apoyo poderoso de imágenes que inundan los televisores cuando estalla la información y el breaking newsse apodera del panorama informativo. El actual momento tiene mucho de convulsión y turbulencias con un reguero cotidiano de noticias, desde los atentados yihadistas hasta el paseíllo a los juzgados de corruptos y chorizos, que nutren la tele en directo, gran hallazgo del universo mediático, que ha descubierto la información caliente, directa, a pie de suceso. Esta poderosa tele informativa en directo se completa con mesas de opinadores y especialistas que llenan platos, en tertulia embarullada sin solución de continuidad y que encaja, debate y analiza hechos que se repiten minuto a minuto con cansina frecuencia. Son estos tiempos de agitación informativa que con cierto afán justiciero va planteando juicios mediáticos paralelos a los presuntos delincuentes que se ven sometidos al acoso de micrófonos y cámaras en una especie de tribunal adelantado y condenatorio para los personajes de este inmenso patio de Monipodio que es la actual piel de toro, sin respeto alguno a la debida presunción de inocencia. Es cara y cruz de un medio de masas poderoso por capacidad de atracción e influencia mediática, muy superior a prensa y radio que pierden en esta pela de la inmediatez y audiencia millonaria. Las conductoras de los grandes magacines o el propio Farreras han iluminado el panorama informativo con esta nueva forma de informar.