la carta del día

Más allá de las buenas palabras

Por Iñaki Gorriz, David Mendaza - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los accidentes de trabajo están incrementándose desde el año 2013 en Navarra. No solo en números absolutos sino también si consideramos sus índices (nº de accidentes / nº de personas trabajadoras). Y las causas principales, tal y como señalan los sindicatos, hay que buscarlas en el empeoramiento de las condiciones de empleo y trabajo derivado de las sucesivas reformas laborales que precarizan los contratos, facilitan el despido y debilitan el poder contractual de los sindicatos en la negociación colectiva.

A ello hay que sumar, tal y como señala el Instituto de Salud Pública y Laboral en sus más recientes informes, el aumento de las cargas de trabajo y la alta rotación de trabajadoras/es inexpertos en puestos con multitud de riesgos, sobre todo ergonómicos y organizativos.

En el Estado español se optó por el establecimiento de un sistema preventivo privado, los servicios de prevención, mayormente además externos a la empresa, y por el mantenimiento de unas mutuas patronales para la atención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Los empresarios/as son así juez y parte en la prevención y en el reconocimiento y atención a los daños derivados del trabajo. La no notificación de estos daños -o subdeclaración- es una constante, a pesar de que en Navarra sea mucho menor que en el resto del Estado.

A las mutuas además se les han ido aumentando competencias que invaden las propias del sistema sanitario público con el objetivo añadido de constituirlas en herramienta de derivación de los recursos de la Seguridad Social hacia la sanidad privada. Este control de las bajas comunes por las mutuas se está demostrando además como un caro e ineficaz recurso.

Frente a esta situación de aumento de accidentes y enfermedades laborales no hay recetas mágicas. O se abordan todos los elementos señalados o los accidentes seguirán aumentando.

La Plataforma Navarra de Salud considera que este Gobierno debe impulsar, más allá de las palabras, la mejora de las condiciones de empleo y de trabajo desarrollando fórmulas de anulación de las últimas reformas laborales, dotando de competencias de actuación a las organizaciones sindicales en las pequeñas y medianas empresas en las que no haya delegados o delegadas de prevención, habilitando leyes democratizadoras de las empresas que permitan a las/os trabajadores intervenir en la organización del trabajo, desarrollando un modelo preventivo en el que la administración pública disponga de competencias ejecutivas en prevención de riesgos en las empresas y avanzando en la integración de los recursos de las mutuas en el sistema público de salud, como se hizo en el resto de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Plataforma Navarra de Salud / Nafarroako Osasun Plataforma