Fortalecer a nuestras sociedades

D. Martínez - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Ningún país puede bajar la guardia ante tal amenaza desestabilizadora del terrorismo yihadista. Se necesita un esfuerzo para fortalecer moral y espiritualmente a nuestras sociedades. No basta con sacar a la Policía a las calles armada hasta los dientes, con prohibir viajar a los pasajeros de determinados países o dejar en las bodegas de los aviones los ordenadores y tabletas. Los gobiernos tienen una misión inexcusable, y esta tarea recae especialmente en la sociedad civil, que a través de sus comunidades dispone de recursos para recuperar unos valores que parecen diluirse en el hedonismo y la tecnocracia. Tal vez la bajada de guardia experimentada sea la causa del aumento de los radicalismos.