Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Rajoy confía en el apoyo de PNV, C’s y CC para aprobar los presupuestos

La formación jeltzale decide no presentar enmienda a la totalidad por el rumbo de las negociaciones

Ortuzar y Rajoy desbloquean el Cupo y registran avances en inversiones y asuntos competenciales

Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), charla en el hemiciclo con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), charla en el hemiciclo con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), charla en el hemiciclo con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban.

“La política fiscal y presupuestaria del Gobierno impide que llegue el crecimiento a la mayoría de los ciudadanos” “Confiamos en sumar la próxima semana las votaciones pertinentes para que los PGE salgan adelante”

pamplona- El Gobierno de Mariano Rajoy tiene puestas sus esperanzas en Ciudadanos, Coalición Canaria y PNV para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2017.

PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ERC, PDeCAT, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias registraron ayer sus enmiendas de rechazo. El PNV decidió no hacerlo. El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, se mostró convencido de que estas iniciativas serán rechazadas con los votos en contra de PP, Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y de los socios electorales UPN y Foro Asturias.

Así, el apoyo del PNV se presenta como imprescindible para Rajoy en el trámite de las enmiendas a la totalidad. En ese trance, necesita 175 escaños. Ya tiene los de C’s y CC, pero le faltan los cinco votos jeltzales. El pleno de las enmiendas a la totalidad arrancará el miércoles a las 12.00 horas con la intervención de Montoro, al que seguirán los grupos que han registrado enmiendas a la totalidad. El jueves tendrá lugar la votación. Para el trámite de las enmiendas parciales y la votación definitiva, que podría situarse en junio, a Rajoy le hace falta un voto más que confía en obtener de Nueva Canarias.

avancesLa formación jeltzale decidió ayer no presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos tras haberse desbloqueado algunos temas con la intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque todavía no hay ningún acuerdo cerrado. Así lo anunció el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, asegurando que “existe la expectativa de alcanzar un acuerdo muy beneficioso para Euskadi”. Después de que expirase el plazo para registrar un veto ayer a las 14.00 horas, agradeció “la implicación directa y el impulso” de Rajoy, que ha servido para desbloquear “asuntos importantes” y ha sentado “una base para un acuerdo”. “Hemos avanzado en algunos ámbitos importantes que hasta ahora estaban bloqueados, pero todavía quedan cosas por hablar. Seguiremos trabajando en documentos y negociaciones los próximos días con el objetivo de alcanzar un acuerdo razonable y beneficioso para Euskadi”, sentenció. Esteban no descartó apoyar la enmienda a la totalidad de otro grupo (se han presentado hasta siete) si finalmente no hay acuerdo.

Tras unas jornadas de preocupación porque las conversaciones se estaban atascando a nivel técnico, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido implicarse para darles un impulso político, exactamente lo mismo que pedían los jeltzales. En su regreso del viaje institucional por Brasil y Uruguay, tecleó el teléfono del líder del PNV, Andoni Ortuzar, con quien desatascó las cuestiones nucleares en la noche del jueves y la mañana de ayer. La situación ha dado un giro y se han registrado avances en todos los puntos planteados por los jeltzales, desde el Cupo hasta la factura eléctrica que lastra a las empresas vascas, un paquete de inversiones en materia ferroviaria y asuntos competenciales. Como resultado, el PNV no registró ayer la enmienda a la totalidad que tenía redactada. El acuerdo no está completamente cerrado y no descarta apoyar la enmienda de otro grupo en la votación del jueves en el Congreso de los Diputados, pero esa hipótesis es lejana y se habla ya de avances relevantes en la negociación.

En cuanto al Cupo, el dinero que paga Euskadi al Estado por las competencias no transferidas, el acuerdo sobre la liquidación de las cantidades de los últimos diez años es casi absoluto. Euskadi entiende que se le adeudan unos 1.600 millones.

El PNV quiere amarrar este asunto del Cupo ahora, porque no está tan claro que sus votos vayan a ser decisivos en futuras negociaciones presupuestarias. Cree que el resultado de las primarias socialistas puede modificar el tablero de alianzas. Si gana Pedro Sánchez, es probable que haya un adelanto electoral, mientras que, si triunfa Susana Díaz, los acuerdos del socialismo con el PP serían más frecuentes y el PNV no tendría un papel imprescindible.

Las conversaciones siguieron avanzando ayer a lo largo de la tarde. El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, se mantiene en constante contacto con el equipo de la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, que es quien está llevando el peso de las negociaciones. El PNV dejó correr el plazo para presentar las enmiendas a la totalidad sin registrar ayer la suya. Se han producido avances relevantes y se espera que pueda haber acuerdo en las próximas horas, aunque se puede apurar hasta el miércoles. El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, avisó enEuskadi Irratia de que no aceptarán cualquier acuerdo. - D.N.

principal DEMANDA DEL PNV

renovación de la ley quinquenal

Montoro se lo fija como una “obligación”. El Gobierno español está dispuesto a negociar una nueva Ley Quinquenal que deje claro el método de cálculo del Cupo para los próximos cinco años. Esa era la principal reivindicación del PNV, que no quería dejar este conflicto abierto para que las discrepancias sobre el cálculo de la liquidación se repitieran año tras año. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró ayer que la ley está vencida y que es “una obligación” acometer esa actualización, lo que en cierto modo puede parecer una obviedad, si bien fue el tono de urgencia y de obligatoriedad lo que marca la diferencia en el discurso del PP.