Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un proyecto deficitario que no sería rescatado ni con un millón de euros más

Un informe de una consultoría de ingenieros dijo en 2016 que la “gestión deficiente” había provocado la ruina de la planta

Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Vista general de la planta de biogás de Ultzama, en su inauguración en 2010.

Vista general de la planta de biogás de Ultzama, en su inauguración en 2010. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Vista general de la planta de biogás de Ultzama, en su inauguración en 2010.

pamplona- La entrada en concurso de acreedores forzó al Ayuntamiento de Ultzama, en 2014, a encargar a una consultora de ingenieros una auditoría sobre el estado de la planta, y que también recoge en sus anexos el informe de Comptos. En su auditoría, que terminó en enero de 2016, la consultora achaca a una “gestión deficiente” la ruina económica y material de la fábrica. De hecho, en el informe de 2014 la firma constata que “la planta carece de licencia de apertura” y de planes de “protección, seguridad ni salud o mantenimiento”. El “estado de abandono” de la fábrica era generalizado, la basura y los desperdicios se acumulaban “en todas partes” y la corrosión de los elementos metálicos era “generalizada”, incluso en la maquinaria, que en algunos casos no podía rendir ni al 60% debido a “la falta de mantenimiento” durante todo el periodo de actividad.

Eso provocó que el balance económico también fuese deficitario. La planta, que aspiraba a comercializar la energía procedente de los purines, arrojaba un 32% de rendimientos negativos a pesar de que “no existía programa de gestión, facturación o contabilidad”. En 2013 y 2014, el canon de 74.000 euros que tenía que pagar la planta al Ayuntamiento por poder explotar los rendimientos del gas y la electricidad ni siquiera fue abonado.

En enero de 2016, cuando se cerró la fábrica, la consultoría estimó que serían necesarios al menos 909.210 euros para “reestablecer la planta”, e incluso esa cantidad podía no ser suficiente para levantar “un modelo de negocio de muy dudosa viabilidad económica”.

Por supuesto, las explotaciones ganaderas que habían reclamado en su día la construcción de la planta han vuelto a la situación de 2007. Comptos calcula en 24 explotaciones con 3.659 unidades de ganado mayor las que se ven obligadas a conseguir un nuevo gestor de residuos. Por eso el informe concluye con que “especialmente el Ayuntamiento de Ultzama, que promovió y gestionó la planta, debe buscar la solución más adecuada para revertir la actual situación y solucionar el problema”. - A.I.R.