En fin

Lectura y lectores, un salto al futuro

por javier arizaleta - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

El papel ha resistido la crisis y de nuevo está creciendo. La lectura de libros y periódicos se mantiene viva por más que algunos intenten ponerle fecha de caducidad. Los libros electrónicos no están creciendo al ritmo que se había vaticinado. Los expertos hablan de que hay papel para rato porque es un soporte con el que nos hemos educado y con el que muchos nos sentimos cómodos. Con todo, lo importante de este proceso no es si leemos en el ordenador o sentados en la taza del wáter. Lo importante es que se siga manteniendo esa gente curiosa que ame leer así sean las estrellas, los posos del café, la última novela de Fernando Aramburu o esta columna en la que se alterna los en fin con los por fin de las cosas. Si comparamos el nivel de lectura actual con el de hace unas décadas, veremos que no se han perdido lectores, más bien al contrario: hoy se lee más aunque de manera distinta. Hay quien compara la lectura con la comida. Para unos leer es como tomarse un refresco azucarado y otros leen como si degustaran los matices de un buen vino en copa. La educación es una salto que tiene intentar alcanzar el futuro y la responsabilidad de que se continúe leyendo es de todos. Es importante valorar la creación de los literatos como también lo es saber que el trabajo periodístico tiene una especialización que necesita ser remunerada. En estos tiempos donde convivimos los que pagan con los que se conforman con lo que hay se encuentran de balde por internet, es cuando hay que entender que escritores y periodistas han sido los que con sus aportaciones han destapado esa verdad que se esconde, en fin, detrás de la realidad y los poderosos que hoy se camuflan detrás de los panfletos que circulan gratis total y repletos de mentiras por las redes sociales.