“El dibujo tiene las líneas de un electrocardiograma real”

Amaia Arrarás y Fernando Hernández quedan segundos con
‘9 días de taquicardias’

Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Amaia Arrarás y Fernando Hernández, frente a su obra.

Amaia Arrarás y Fernando Hernández, frente a su obra.

Galería Noticia

Amaia Arrarás y Fernando Hernández, frente a su obra.

Pamplona- Las ondas del electrocardiograma, y su evolución hacia la taquicardia en los días de San Fermín, no están inventadas, sino que “fueron revisadas por un médico amigo mío. El trazo está hecho a partir de electros reales. Son las pulsaciones del corazón a ritmo real y del corazón a ritmo acelerado”.

Dos jóvenes pamploneses periodistas, el matrimonio de Amaia Arrarás (34 años) y Fernando Hernández (36) han creado una obra sencilla en su composición, pero muy efectiva en su resultado final, impactante. Como su nombre indica, 9 días de taquicardias refleja las sensaciones que cualquiera vive en las fiestas: “Es un cartel muy para los de Pamplona, cualquiera lo entiende”, explicó Fernando, responsable en la actualidad de la comunicación en la empresa Manufacturas de la madera Aranaz, periodista y aficionado al diseño.

¿Cómo le llegó la idea? El autor explica que “teníamos tres o cuatro ideas, pero no encajaban en la gente. Y cuando mi hermano me comentó que se tenía que hacer unas pruebas para una operación, entre ellas un electro, se me ocurrió”.

Porque la fiesta de San Fermín, sobre todo para los de casa, tiene mucho de emoción, de nerviosismo, y de que casi se te salga el corazón por la boca: “Somos muy sanfermineros, de los que viven la fiesta mucho”, destaca Fernando, porque se trata de una fiesta cargada de momentos mágicos, y aquí juegan los nervios: “Los de antes del Chupinazo, los del corredor del encierro, los de la gente que lo ve asomada a los balcones... Y está la emoción de la procesión, la de los críos que esperan la salida de los gigantes o huyen de los kilikis”.

Fernando y Amaia están “muy contentos” de haber estado tan cerca: “Superorgullosos”, dice. Y seguirán intentándolo. - M.Salvo