El Helvetia planta cara al Magdeburgo

Digna despedida

COPA | EHf El Helvetia planta cara al Magdeburgo en la vuelta de cuartos

Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Antonio Bazán y Mikel Aguirrezabalaga se despiden de Anaitasuna en el partido anterior.

Antonio Bazán y Mikel Aguirrezabalaga se despiden de Anaitasuna en el partido anterior. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Antonio Bazán y Mikel Aguirrezabalaga se despiden de Anaitasuna en el partido anterior.

Magdeburgo 35

Helvetia 32

MAGDEBURGO Green;Musa (4), Musche (3), Pettersson (3), Bagersted (1), Christiansen (5), O’Sullivan (6), Weber (3), Damgaard (5), Zelenovic (3) y Lemke (2).

HELVETIA ANAITASUNA Nordlander (Sergei Hernández, ps);Bazán (2), Garza (1), Etxeberria (4), Mota (5), Nadoveza (4), Chocarro (3), Ceretta, Goñi (1), Aguirrezabalaga (6), Balenciaga (1), Ugarte (2), Oswaldo Guimaraes (3) y Jokin.

Árbitros Kursad Erdogan y Ibrahim Ozdeniz (Turquía). Excluyeron dos minutos a Pettersson, del Magdeburgo, y a Mota, Chocarro y Ceretta, del Anaitasuna.

Pabellón Getec-Arena. Unos 4.000 espectadores.

pamplona- El Helvetia Anaitasuna se despidió ayer de la Copa EHF al quedar eliminado en cuartos de final por el Magdeburgo, que ayer volvió a ganar, como ya lo hiciera en Pamplona, al equipo de Juanto Apezetxea.

El conjunto navarro intentaba un imposible a domicilio tras la derrota por 27-34 del pasado domingo en Pamplona, pero también afrontaba el encuentro con una clara determinación: ponerle las cosas difíciles a un gran rival y demostrar que es un competidor digno en Europa. Lo que pasó después era casi inevitable: volver a perder ante el campeón de Europa y de la Copa EHF a pesar de ofrecer una buena imagen, sobre todo en una primera parte que ganó por 15-18.

Anaitasuna, que concluye así su segunda participación consecutiva en competición europea, no pudo alzarse con el triunfo ante un equipo claramente superior y que permanece invicto desde noviembre, al pagar nuevamente el desgaste en el segundo periodo, como le ocurriera en la ida en La Catedral.

El equipo pamplonés entró muy bien al partido sorprendiendo a los alemanes con un 4-9 gracias a los goles de los extremos navarros Etxeberria y Chocarro.

Con mejor porcentaje de aciertos que el Magdeburgo, el Anaitasuna consiguió llegar con ventaja al descanso en una primera parte muy ofensiva, en la que destacaron los tres goles de Mota y Aguirrezabalaga.

Sin embargo, el Magdeburgo, con O’Sullivan y Damgaard como destacados, voltearon el marcador en los primeros minutos del segundo periodo para, a partir del 21-20, pasar a mandar en el encuentro.

La diferencia ya era insalvable para el conjunto navarro, que no obstante no bajó los brazos y se despidió con una buena imagen pese a la derrota final, mucho más ajustada que la del partido de ida en Pamplona.

De esta manera, el equipo de Juanto Apeztexea queda apeado de la competición europea después de realizar un excepcional papel durante todo su concurso y lograr clasificarse para una ronda histórica. Los chicos de la Catedral se centran ahora en terminar su participación liguera, donde también están logrando grandes resultados, especialmente en la segunda mitad de la temporada. - Efe