La Peña vence sufriendo

líderes los de tafalla meten presión al iruña, que juega hoy

Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Andoni despeja el balón ante la presencia de su antiguo compañero, Diego Lacruz.

Andoni despeja el balón ante la presencia de su antiguo compañero, Diego Lacruz. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Andoni despeja el balón ante la presencia de su antiguo compañero, Diego Lacruz.

Pamplona 1

Peña Sport 2

PAMPLONA Álvaro, Etayo (Cuevas, min.62), Mikel, Rodríguez (López, min.82), Iñigo, Andoni, Sergio, Ioritz, Beñat, Razkin y Zapata (Goñi, min.74).

PEÑA SPORT Roberto, Samuel, De Frutos, Héctor, Iván, Mario, Toni (Gorka, min.69), Calvu (Joseba, min.59), Maeztu, Lacruz y Uriz (Imanol, min.83).

Goles 0-1, min.35: Lacruz. 0-2, min.39: Toni. 1-2, min.52: Beñat.

Árbitro Garcés. Amonestó a los locales Mikel, Etayo, Andoni y López, y al visitante Iván. Expulsó al local Sergio con roja directa.

Estadio Beitikuntzea. 120 espectadores

LIZaSOáIN- La Peña Sport se llevó el triunfo de Beitikuntzea en un partido marcado por la importancia de conseguir la victoria. Los de Tafalla dominaron la primera parte del encuentro, pero la mejor ocasión llegaría por parte del conjunto local, en la que Rodríguez obligaba a Roberto a sacar un pie para evitar el primer tanto. La réplica visitante tuvo lugar apenas cinco minutos después. Iván remataba ligeramente desviado un saque de esquina botado por Mario. Pasada la media hora de juego, Samuel asistía al desmarque de Lacruz que, tras deshacerse de Álvaro, anotaba a placer el primer gol de la tarde. El Pamplona no se había recuperado del mazazo del gol cuando el árbitro señaló un penalti, bastante discutido por la parroquia local, que Toni se encargó de transformar para aumentar su ventaja antes del descanso.

En la segunda mitad, el Pamplona se volcó en ataque para intentar una remontada que no terminó de conseguir. Beñat culminó una jugada entre Mikel y Razkin por banda izquierda para dar alas al conjunto de Iban Lumbreras. La Peña Sport se dedicó a defender durante la media hora restante la mínima ventaja en el marcador. Con el paso de los minutos, la tensión hizo acto de presencia. Una entrada de Sergio a Lacruz provocó que el Pamplona se quedase con un jugador menos. A pesar de ello, los locales siguieron volcados en ataque. Los visitantes pudieron sentenciar si hubieran culminado algún contraataque de los que dispusieron. - Diego Eusa