Cierre en Roncesvalles

Por Luis de Potestad Tellechea - Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

la prensa viene informando estos días de que Roncesvalles ha dejado de acoger el exceso de peregrinos que sobrepasan el aforo previsto en su albergue, de 183 camas, pudiendo leer que el citado exceso “será derivado a los pueblos vecinos, previa información de la imposibilidad de acogerlos y serán invitados a dirigir sus quejas al Gobierno de Navarra” y se apunta también como hándicap la probabilidad de que Burguete y Espinal estén también reservados desde antes.

Mi estimado Prior Francisco Javier Izco, y párroco de Auritz-Burguete, con quien mantengo una cordial relación, y a quien tendré el placer de estrechar un año más la mano el próximo 4 de junio en la procesión de nuestra localidad a la Virgen de Roncesvalles, defendiendo sus derechos ha sacado a colación un tema polémico en el que, cual D. Camilo y Pepone, en defensa de los intereses del sector servicios de Auritz-Burguete y Espinal veo necesario manifestar mi opinión.

En primer lugar, agradezco enormemente los elogios que el Cabildo de Roncesvalles dirige a Auritz-Burguete en su artículo de opinión del miércoles 26 de abril, donde hace gala de la hospitalidad y acogida de Roncesvalles desde los legendarios tiempos de Carlomagno. Sí, mi apreciado lector, ha leído bien, Auritz-Burguete no nació de Roncesvalles, Auritz-Burguete era Roncesvalles.

El historiador José Andrés Gallego aclara en su libro Burguete-Auritz, nueve siglos de historia que una tradición vieja nos ha hecho creer que Burguete nació junto a Roncesvalles, como dependencia del Hospital de peregrinos que conocemos hoy por Roncesvalles;error que hay que rectificar. La villa llamada Roncesvalles era el Burguete de hoy y existía ya hacia el año 1080, cuando el Valle de Erro, del que formaba parte, fue confiado al conde Sancho Sánchez, en tanto que la hospedería situada en las faldas del puerto de Ibañeta fue construida a expensas del Obispo de Pamplona D. Sancho de la Rosa en 1127, tomando el nombre de Hospedería de Roncesvalles porque estaba junto a la Villa de este nombre.

Con el tiempo la hospedería fue adquiriendo mayor importancia, construyéndose la iglesia dedicada a Santa María, terminando por tomar para sí el nombre de Roncesvalles al mismo tiempo que la villa lo perdía pasándose a llamar El Burguet. Por tanto nuestro interés es legítimo en la materia que nos ocupa.

El problema (bendito problema que ya quisieran para sí muchas de nuestras zonas...) radica en que la popularidad del Camino ha derivado en un trasiego anual de en torno a 70.000 peregrinos, a los que hay que alimentar no sólo de espíritu. Desde Roncesvalles se insta al Gobierno de Navarra a solucionar el problema que supone la situación irregular del campamento compuesto de 8 cabañas de madera construidas fuera del casco urbano.

Habla también el Cabildo de “unir fuerzas para un fin que nos compromete a todos los navarros”, de que “si hubiera un accidente, un imprevisto, la Colegiata será quien deberá asumir la responsabilidad por estar actuando en ese vacío legal, aunque sea buscando el bien de los peregrinos”. Mi querido D. Camilo, las normas están para todos;precisamente esa situación lleva produciendo malestar en los servicios de Auritz-Burguete desde su origen.

Por tanto, la correcta gestión de éste sector turístico ha devenido en un reto fundamental para los agentes implicados, y bajo mi punto de vista, una oportunidad para potenciar el desarrollo económico de la zona. Auritz-Burguete y Espinal, por mencionar sólo los pueblos más cercanos, cuentan con un sector servicios sobradamente preparado, algunos incluso con experiencia en gestión en la propia Colegiata. Por algo Victor Hugo, Gustavo Adolfo Becker o Ernest Hemingway entre otros nos eligieron para descansar. En Auritz-Burguete además este sector se ha convertido en estratégico, abriendo al sector servicios nuestro polígono local, e invirtiendo en implementar la oferta turística, compartiendo algunos proyectos con la propia Colegiata.

Antes de conocerse esta polémica, anunciaba la directora general de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra, Maitena Ezkutari, en su cuenta de Twitter @MaitenaEzkutari, en respuesta a un tuit de nuestra cuenta @auritz_burguete, la próxima convocatoria de la Mesa del Camino, para tratar cuestiones concernientes a éste tema. Una buena oportunidad de coordinarnos, aprovechar los recursos que están a nuestra disposición, como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, y por supuesto, como refiere el Cabildo de Roncesvalles, “unir fuerzas”, para vender nuestra marca fundamental, Pirineo Navarro, en el año del turismo sostenible.

PD. Aprovecho para reconocer públicamente la labor pastoral y humanitaria que D. Francisco Javier Izco realiza en toda la zona, multiplicándose hasta la extenuación para llegar a todo el territorio.

El autor es alcalde de Auritz/Burguete