19 metros necesitó la conductora del último atropello mortal para detenerse

Las dos fallecidas en lo que va de año fueron arrolladas en pasos de cebra sin semaforizar

Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Protesta en el paso de cebra donde fue atropellada Mari Cruz Zubillaga.

Protesta en el paso de cebra donde fue atropellada Mari Cruz Zubillaga. (Foto: J. Bergasa)

Galería Noticia

Protesta en el paso de cebra donde fue atropellada Mari Cruz Zubillaga.Vehículo implicado en el último atropello.

pamplona- 19 metros fue la distancia que recorrió el vehículo implicado en el último atropello mortal ocurrido en Pamplona entre el lugar de impacto con la víctima y donde la conductora frenó el coche. Ocurrió en un paso de peatones sin regulación semafórica, situado frente al pabellón Navarra Arena. Mari Cruz Zubillaga Vallejo iba acompañada por otra persona que vio llegar al turismo y le avisó, pero sin que pudiera evitar el fatal impacto.

La conductora alegó que no la pudo ver por el sol que a esa hora de la tarde, pocos minutos después de las siete, cegaba su visión. El atestado que tramita la Policía Municipal todavía no ha determinado la velocidad, pero dado el espacio que necesitó la conductora para detener el vehículo tras impactar con la peatón el cálculo provisional se sitúa entorno a 50 km/h.

Este percance guarda muchas similitudes con el primer atropello mortal del año en Pamplona, el de Margarita Alfaro en la avenida Guipúzcoa. También tuvo lugar en un paso de peatones que carecía, como en el anterior caso, de regulación semafórica.

De hecho, según las estadísticas del departamento de atestados de la Policía Municipal sobre 2016, el 52% de los atropellos tuvieron lugar en pasos de peatones sin regulación semafórica.

Tres de cada cinco atropellos tuvieron como causa una imprudencia leve en forma habitualmente de despiste. Ese porcentaje se ha incrementado del 40% al 60% y se han duplicado los atropellos debidos a ciclistas que no respetan la prioridad del peatón (de un 4 % a un 8,5%) y los provocados por peatones que desobedecen las señales de tráfico (de un 3% a un 7,5%). Descienden los atropellos causados por imprudencia grave (de un 10% en 2015 a un 6,5% en 2014) y los basados en climatología o deslumbramientos (de un 5% a un 1%).

En los últimos 25 años los fallecimientos por tráfico presentan un escalón en periodos de 12 años: en la primera docena de años (1993-2003) la media anual de fallecidos por este motivo en la ciudad era de 9 personas;en el periodo 2005-2015 la gráfica marca un escalón descendente, situando la media en 2,5 decesos al año por tráfico.

El objetivo prioritario es romper el estancamiento y conseguir bajar el tercer escalón: situar la próxima media estadística lo más cerca posible de los ‘0’ fallecimientos. Y hacerlo apoyando un nuevo modelo de movilidad.

Los informes del área de Seguridad Ciudadana apuntan algunos de los factores que alejan a Pamplona del objetivo ‘0 víctimas’, como el elevado uso del vehículo particular privado 41% en la Comarca en 2016, frente al 36% en 1996, una cifra 13 puntos por encima de ese parámetro en Vitoria-Gasteiz, por ejemplo. Paralelamente el uso de la bicicleta en Pamplona es bajo (2%), un porcentaje de ciclistas que en San Sebastián más que se duplica (5%) y en Vitoria-Gasteiz se cuadruplica (13%).

A eso se suma que el centro de la ciudad mantiene altos niveles de tráfico (ejemplo 40.0000 vehículos diarios en Baja Navarra o Conde Oliveto) en una ciudad diseñada para el vehículo privado: la proporción entre los distintos tipos de movilidad es claramente favorable el coche.

Hay vías sobredimensionadas -tienen capacidad superior a la demanda real - como Sancho el Fuerte, Monasterio de Urdax, calle Ermitagaña, calle Sadar. Sin embargo la red ciclista es reducida e inconexa, salvo en los barrios de nueva creación como Buztintxuri y Lezkairu. - K. García

Últimas Noticias Multimedia