busca reducir la circulación y la velocidad

La reordenación de la calle Sadar contempla eliminar dos carriles de coches y habilitar viales para bicis

La propuesta buscar reducir la circulación y la velocidad a un máximo de 30 km/h

Kepa García - Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Recreación del aspecto que puede tener en el futuro la calle Sadar.

Recreación del aspecto que puede tener en el futuro la calle Sadar.

Galería Noticia

Recreación del aspecto que puede tener en el futuro la calle Sadar.

pamplona- El Ayuntamiento ya dispone de un proyecto concreto para acometer la futura modificación de la calle del Sadar, donde se produjo la última víctima mortal por atropello, con el objetivo de reducir el tráfico y la velocidad de los vehículos que la transitan. La iniciativa fue planteada la semana pasada por el concejal delegado de Ecología Urbana y Movilidad Armando Cuenca y contempla eliminar en cada sentido uno de los dos actuales carriles para vehículos, mantener los espacios de aparcamiento e instalar los carriles bici junto a las aceras.

Se enmarca en la línea de actuaciones que ha puesto en marcha el Ayuntamiento, a través del área de Seguridad Ciudadana, para mantener la cifra anual de fallecidos por tráfico lo más cercana posible a ‘0’ y establecer un nuevo reparto del espacio público entre los distintos sistemas de movilidad, priorizando al peatón, la bicicleta y el transporte público frente al turismo privado.

La propuesta para la modificación de la calle Sadar fue dada a conocer el viernes a los grupos municipales y será analizada la semana que viene en el seno de la Junta de Movilidad. Consta de un estudio de detalle por tramos de la vía y una propuesta de reordenación de la calzada con un carril único en cada sentido para el tráfico motorizado, de 3,5 metros de anchura cada uno de ellos, a lo largo de toda la calle.

Se limitará a 30 km/h la velocidad máxima permitida para los turismos y contempla habilitar un carril bici unidireccional de 2 metros de anchura, en ambos sentidos, coincidente con la actual banda de aparcamiento en línea. Como medida adicional de seguridad para los ciclistas, se colocaría una banda de resguardo de 1 metro de anchura, entre el carril bici y el carril destinado al tráfico motorizado. Esta banda se dispondría mediante dos líneas longitudinales continuas, un cebreado interior y bolardos de plástico en el eje de la banda.

vía sobredimensionadaPor ahí circulan al día unos 6.000 vehículos, una cantidad relativamente pequeña dada la anchura de 20 metros de extremo a extremo, incluida la mediana y seis carriles y contando las dos bandas de aparcamiento. Tiene una longitud de 730 metros, con nueve pasos de peatones entre la rotonda de la avenida Zaragoza y la calle Tajonar, dos de ellos semaforizados.

En el paso de cebra situado frente al pabellón Navarra Arena, que carece de señalización luminosa, murió atropellada el 18 de abril Mari Cruz Zubillaga Vallejo, vecina de Azpilagaña de 67 años.

Al día siguiente de producirse el segundo mortal atropello del año en Pamplona -el anterior, el de Margarita Alfaro, ocurrió en la avenida Guipúzcoa el 11 de febrero - compareció en rueda de prensa el edil de Aranzadi para plantear el concepto de ‘Ciudad 30’, que concretó en la posible modificación de la calle Sadar.

En el estudio realizado al efecto se constata que los vehículos pueden alcanzar grandes velocidades en esta vía, fundamentalmente en el tramo entre la rotonda con la calle Cataluña y la rotonda con el vial de acceso al parque comercial Galaria. Contribuye que la sección transversal de la calzada disponga de dos carriles de gran anchura en cada sentido y un trazado longitudinal rectilíneo, con elevadas distancias de visibilidad. Otro factor es la inexistencia de elementos que aumenten la percepción de riesgo para los conductores, como el reducido número de vehículos aparcando o desaparcando en las bandas de aparcamiento o la baja presencia de peatones en los pasos de cebra.

En el escenario que baraja la propuesta del área de Ecología Urbana y Movilidad para la reordenación de la vía sería necesario llevar a cabo una serie de actuaciones añadidas. En el caso de las paradas del autobús comarcal, se construirían andenes adelantados en los puntos donde actualmente están, ensanchándose la acera una longitud de 12 metros, de tal manera que se ampliaría hasta ocupar la anchura del carril bici y la banda de resguardo.

paradas en el carrilLas villavesas pararían en el propio carril de circulación y el carril bici, en esta zona, se encontraría sobre elevado, obligando a los ciclistas a salvar mediante una pequeña rampa la diferencia de cota entre calzada y acera. Además, y dado que los peatones tendrán prioridad sobre los ciclistas, quedará señalizada tal preferencia horizontalmente mediante la colocación de cedas el paso en la zona del carril bici inmediatamente anterior a la rampa.

En el caso de las rotondas, se dirigirán los carriles bicis unidireccionales hacia los pasos de cebra peatonales de los ramales perpendiculares a la calle Sadar, de tal manera que, señalizándose nuevos pasos para ciclistas contiguos a los pasos peatonales actuales, los ciclistas atraviesen estas rotondas. Se eliminarán los carriles interiores de las rotondas, convirtiéndolas en rotondas compactas. Para ello, se señalizarán horizontalmente mediante cebreado dichos carriles interiores, restringiendo la circulación por ellos pero, a la vez, haciéndolos pisables para permitir, si fuera necesario, el tráfico pesado y la circulación del transporte urbano.

Tanto al principio como al final de la calle Sadar se deberán conectar los carriles bici propuestos con las vías ciclistas adyacentes existentes. En la rotonda con la calle Cataluña, se podría convertir el carril unidireccional del margen izquierdo en bidireccional, uniéndolo con el carril bici del margen derecho a través del paso peatonal existente y, posteriormente, dirigirlo a la red ciclista de la zona sur de Arrosadía.

En la calle Cataluña, este tramo de carril bici discurriría por el margen derecho, eliminando la banda de aparcamiento existente y dejando, en este sentido, un único carril para el tráfico motorizado. En el final de la calle Sadar, en el entorno de la UPNA, la conexión se podría hacer de igual manera que la anterior, construyendo un tramo de carril bici bidireccional en el margen izquierdo de la zona de la rotonda con el vial de acceso al parque comercial de Galaria y dirigiendo este carril bici hacia la calle de acceso al Rectorado de la UPNA.

los apuntes

Informe. El estudio del área de Ecología Urbana y Movilidad analiza individualmente los seis tramos en los que se divide la calle Sadar.

Vía sobredimensionada. Por la calle Sadar pasan al día 6.000 vehículos.

Atropellos en los pasos de cebra. El 52% de los atropellos de peatones en 2016 se produjo en pasos de cebra sin semaforizar.Seis de los siete fallecidos desde 2015, mayores de 65 años. Que las personas mayores son las que más riesgos tiene de sufrir atropellos se comprueba con el dato de que seis de los siete fallecidos desde 2015 por esta causa tenían más de 65 años.

20 atropellos en la calle Sadar. Desde 1998 la calle Sadar ha sido escenario de una veintena de atropellos.

Vía con radar. No es rara en la calle Sadar la presencia del vehículo de la Policía Municipal con radar para controlar las velocidades de los coches.

Un año de prisión por un atropello mortal el año pasado. El Juzgado de lo Penal 1 de Pamplona ha condenado a un año de prisión y a otro sin carnet de conducir un conductor pamplonés de 70 años, por un atropello mortal ocurrido el 7 de agosto del año pasado en un paso de peatones del barrio de Ermitagaña de Pamplona. En el siniestro perdió la vida Ana María Elizari Eslava, de 76 años y vecina del barrio.