¡Querían ‘vender’ Navarra! (y 2)

en donde se amplían y demuestran las malas artes de los diputados forales que osaban entregarnos a los vascos

Un reportaje de Lander Santamaría Fotografía Juan Mari Ondikol - Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El Monumento a los Fueros (desde 1903, por inaugurar) representa el ideal de aquellos ‘malos’ navarros.

El Monumento a los Fueros (desde 1903, por inaugurar) representa el ideal de aquellos ‘malos’ navarros.

Galería Noticia

El Monumento a los Fueros (desde 1903, por inaugurar) representa el ideal de aquellos ‘malos’ navarros.

Episodios municipales

El pérfido vicepresidente y los malvados diputadostraidores que en 1866 pretendían “vender” Navarra a Álava, Guipúzcoa y Vizcaya a las que tenían la osadía de llamar “hermanas” no se conformaban con proponerles la creación de una universidad vasca conjunta. Incluso osaban con plantearles otras iniciativas como la eliminación de los portazgos (quien sabe si con la aviesa intención de facilitar la “invasión” por carretera) considerando que ello “provocaría extraordinariamente la circulación”, la creación conjunta de hospitales y hasta... ¡de manicomios!, como si los navarros estuviéramos locos.

Argumentaban aquellos malos navarros camuflados bajo su engañosa condición de diputados, que “todos los países civilizados levantan hospitales para curar o aliviar la terrible enfermedad que padecen los extraviados de razón”, con la triste necesidad de “verlos salir de su tierra natal a otra tierra, cuyo clima, cuya alimentación (nuestros espárragos y nuestros pimienticos del piquillo), cuyo lenguaje (“glorioso escudo del pueblo euskaro”), cuyos usos y costumbres difieren tanto de los suyos propios”. “He aquí otro proyecto que somete a la ilustración (peligrosísima, esta es calificación de nuestra cosecha) y a la caridad ingénita de sus antiguas hermanas Vizcaya, Álava y Guipúzcoa”. ¡Y dale otra vez con el latiguillo de “antiguas hermanas”!

El vicepresidente Nicasio Zabalza y los diputados Fortunato Fortún y Alberto Calatayud, con la descarada colaboración del secretario Juan Cancio Mena de quien se conocía su ideario “comunistoide” (“pretender el aumento del salario por un error económico o por pretensión egoísta, es conspirar contra el salario mismo”, defendía) querían adelantarse incluso a los proyectos de Estatuto. Tanto que su atrevimiento llegaría a plantear a sus “antiguas hermanas” la unificación judicial y su agregación a la Audiencia de Pamplona.

El país vasco-navarro, “distinguido muy peculiarmente por los rasgos especiales de su fisonomía, ha vivido desde los tiempos más remotos, y vive todavía, bajo un régimen excepcional”, decían. “No hay que esforzar el criterio para comprender que la agregación del territorio judicial de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa a la Audiencia de Pamplona sería un hecho tan natural, tan conveniente y tan justo, que respondería a una verdadera necesidad” y sería “un beneficio inmenso para el país”, proponían.

¡De la que nos libramos! Menos mal que después vendría aquel “fresco general procedente de Galicia” y en la forma, otros malos le dicen “genocida”, todavía no del todo conocida declararía a Vizcaya y Guipúzcoa “provincias traidoras” y organizaría un cuneteo masivo que acabaría con aquellas criminales pretensiones. Pero el criterio y el sentimiento de aquellos diputados malos navarros, ahí queda para la historia.

premio

Galardón. Cuatro capuchinos del Colegio de Lecaroz han recibido la Cruz de Alfonso X el Sabio, premio a su ingente labor educativa. Fueron los padres José María, Victoriano;Bernardo;y Juan. (La Vanguardia, 30 de junio de 1962)

las frases

noam chomsky “cultura democrática constante”

“Si no desarrollas una cultura democrática constante y viva, capaz de implicar a los candidatos, ellos no van a hacer las cosas por las que los votaste. Apretar un botón y luego marcharse a casita no va a cambiar las cosas. Es importante tener en cuenta que las campañas políticas son diseñadas por las mismas personas que venden pasta de dientes y coches”. (Lingüista, filósofo y activista político estadounidense).

lA vida

Accidentado. Visita un cuate a su compadre al hospital sabedor de que se accidentó. Ya en la habitación, le pregunta: ¿Qué le pasó? Mire (el compadre le enseña una rajada en la cabeza), ¿ve esto, pues fue hecho con un cuerno de jirafa. El amigo se sorprende y sigue preguntando: Mire esto también (ahora le enseña un moretón en el estomago), pues fue una coz de caballo salvaje. El otro compadre está asombradísimo. Mire también (ahora enseña un orificio en la espalda), esto fue un cuerno de rinoceronte. Y este ojo morado fue la cola de una sirena. Eso ya fue el colmo, el amigo no resiste más y con enorme curiosidad le pregunta: ¿Pos donde andaba mi amigo, en un safari? No, compadre... ¡me subí pero que bien pedo a un carrusel!