El cuadro andaluz suma el segundo punto

El Granada vapulea de nuevo al BNC

leb plata los de prado mejoran sensaciones pero el cuadro andaluz suma el segundo punto de la serie

Iñigo Munárriz - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

De Lattibeaudiere machaca el aro ante García.

De Lattibeaudiere machaca el aro ante García. (COVIRÁN GRANADA)

Galería Noticia

De Lattibeaudiere machaca el aro ante García.

Covirán Granada 95

Kia Sakimóvil BNC 62

GRANADA Bowie (21), Bortolussi (5), Uta (9), Almeida (6), Cobos (9) -cinco inicial- Corts (2), García (8), Martínez (3), Milekovic (9), Fernández (12) y De Lattibeudiere (11).

KIA SAKIMÓVIL Fuentes (10), Vázquez (3), Bleeker (5), Narros (12) e Hidalgo (1) -cinco inicial- Poston (16), Zabalo (4) y García (11).

Parciales 23-20, 25-17, 26-13 y 21-12.

Árbitros Pagán y Sánchez.

Pabellón Palacio de los deportes de Granada.

pamplona- Segundo partido de play off para el Basket Navarra y segunda derrota abultada. Esta vez los rojos, quizás escarmentados por la debacle del primer choque, mostraron más intensidad y se aplicaron en defensa, pero el Granada, un equipo ya de por sí superior, se encuentra en estado de gracia.

Desde el inicio del primer cuarto se vio que los visitantes estaban dispuestos a vender cara su piel. Narros, ausente en el primer duelo, saltó de inicio, en un claro ejemplo de que Prado quería poner toda la carne en el asador. Precisamente un triple del capitán daba la primera ventaja de la serie (4-5) que amplió Bleeker hasta el 4-7. Los andaluces, de la mano de un inspiradísimo Adrian Bowie, volvieron a coger la delantera en el marcador y ya nunca más supieron lo que era ir a rebufo. 23-20 terminó el primer parcial, con una actuación más que digna del cuadro de Prado.

Un triple de Poston empató el encuentro a 23 pero el Covirán firmó un 7-0 de parcial para volver a abrir brecha. Los rojos hicieron la goma hasta el ecuador del encuentro siempre con desventajas alrededor de los 10 puntos. 48-37 se llegó al paso por vestuarios. El BNC mantenía sus opciones pero el caudal ofensivo de los locales, con una progresión cercana los 100 puntos, se antojaba excesivo.

El Granada subió una marcha en el tercero. Corts, con un par de tiros libres, puso la ventaja por encima de los 20 (66-45) y ya salvo milagro el segundo punto de la eliminatoria se quedaría también en la Alhambra. 74-50 con 10 minutos por jugar.

En el último parcial, ya de puro trámite, los locales se dedicaron a ampliar su ventaja que llegó a los 30 con el 88-58. Cuando sonó el bocinazo final el marcador mostraba un contundente 95-62 para un Covirán Granada que ha cumplido con creces en los dos partidos en su pista.

El Kia Sakimóvil regresa a Pamplona con dos resultados muy adversos y el viernes, ya en territorio foral, luchará por su supervivencia en aras de alargar la serie al menos un choque más.

entrenador

“Hay que tener buena mentalidad”

Volver a ser competitivos . Joaquín Prado rescató la primera mitad de los suyos pero reconoció que queda mucho trabajo por delante. “Tenemos que vislumbrar si este realmente es el nivel, si Granada es 30-40 puntos mejores que nosotros o si realmente nuestro nivel está más cercano a lo que sucedió en liga regular, que pudimos competir muchos minutos contra Granada”, explicó. “Yo he venido aquí con la mentalidad de ganar la eliminatoria” reiteró y agregó. “Espero que en el tercer partido podamos cambiar la decoración totalmente”, prosiguió. “Tenemos que tener buena mentalidad para intentar ser competitivos”, finalizó Prado.