UGT y CCOO reivindican en calles de Pamplona empleo digno y protección social

EFE - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 14:03h

UGT y CCOO reivindican en calles de Pamplona empleo digno y protección social.

UGT y CCOO reivindican en calles de Pamplona empleo digno y protección social. (@ccoonavarra)

Galería Noticia

UGT y CCOO reivindican en calles de Pamplona empleo digno y protección social.

PAMPLONA. Miles de personas, convocadas por los sindicatos UGT y CCOO, han participado en este primero de mayo, Día del Trabajo, en una manifestación en Pamplona en la que han reivindicado empleo estable, condiciones laborales dignas y una mejor protección social.

Los manifestantes, unos 3.000, según la organización, han iniciado la marcha desde la antigua estación de autobuses precedidos de una pancarta con el lema "No hay excusas: empleo estable, salarios justos, pensiones dignas, más protección social", portada entre otros por los secretarios generales de UGT y CCOO de Navarra, Jesús Santos y Chechu Rodríguez, respectivamente.

Las federaciones de pensionistas de ambos sindicatos han portado una pancarta con el lema "Defendamos nuestros derechos", seguida por otra en la que podía leerse "Policías de Navarra, contra el anteproyecto de interior".

Esta manifestación del Día del Trabajo ha contado con una amplia representación del PSN-PSOE, encabezada por su secretaria general, María Chivite, el diputado Jesús Mari Fernández, y la portavoz en el Ayuntamiento de Pamplona, Maite Esporrín.

Los participantes en esta manifestación unitaria de UGT y CCOO, que han coreado consignas por un empleo de calidad y en contra de la corrupción, han recorrido las calles del centro de Pamplona hasta llegar al Paseo Sarasate, donde han intervenido ambos dirigentes sindicales.

Jesús Santos, de UGT, en su intervención en este acto ha aludido al trabajo como "ese concepto que el neoliberalismo está destrozando" y que es necesario reivindicar "17 años después de haber entrado en el siglo XXI".

"Hemos retrocedido tanto, que algunas reivindicaciones obreras de hace 115 años vuelven a estar desgraciadamente muy vigentes", ha lamentado Santos, que ha denunciado que, entre tanto, los diputados "no encuentran tiempo para derogar de una vez por todas las reformas laborales que nos están transportando al pasado más tenebroso".

En ese sentido, ha recordado que todavía quedan por recuperar en Navarra 20.000 puestos de trabajo "de los 50.000 destruidos por la crisis y las reformas laborales", hay 52.500 personas con contratos temporales, 49.500 con contratos a tiempo parcial, la mayoría mujeres, y más de la mitad de los 40.000 parados no tienen cobertura por desempleo.

Tras asegurar que los índices de siniestralidad laboral "se están incrementando de forma alarmante", Santos ha destacado además que hay en Navarra 62.000 personas en situación de pobreza severa y más de 13.000 navarros admiten que no pueden pagar los medicamentos y han dejado de tomarlos.

Por ello ha apelado "a aquellos obreros conscientes de 1902 y de 1931, que tenían muy claras las prioridades. Y sus representantes políticos en los ayuntamientos y en las Cortes, también".

"Por eso, frente a populismos y nacionalismos, frente a actitudes racistas y xenófobas, frente a reivindicaciones tribales e identitarias, hacemos nuestros los ideales por los que dieron su vida aquellos fundadores del movimiento obrero navarro", ha concluido.

El secretario general de CCOO de Navarra, Chechu Rodríguez, ha comenzado su discurso recordando la agresión sexista que tuvo lugar ayer en fiestas de la Chantrea y mostrando su solidaridad con "las mujeres que han sufrido y sufren la violencia machista".

Rodríguez, que ha puesto de relieve que en Navarra hay 600 familias más que el año pasado con todos sus miembros en paro, ha aseverado que las consecuencias de la crisis "se han cebado especialmente contra los sectores más desfavorecidos", por lo que es preciso "seguir peleando por el empleo de calidad, los salarios justos, las pensiones dignas y la protección social".

El dirigente de CCOO, que ha apostado por "hacer otras políticas" y "buscar los consensos más amplios entre izquierda, para revertir esta situación", ha reivindicado la derogación de las reformas laborales, que han supuesto "un hachazo social brutal" y ha abogado por "poner en marcha un plan de choque por el empleo".

También ha pedido "recursos y fondos" para hacer frente a la "insostenible" siniestralidad laboral y la recuperación del "equilibrio de fuerzas" en la negociación colectiva.

Entre otras reivindicaciones, Rodríguez ha pedido al Gobierno de Navarra "flexibilidad y capacidad de diálogo" con los sindicatos sobre la Ley de Policías.

Ha criticado asimismo los casos de corrupción y ha resaltado que "es tiempo de unir la fuerza de la izquierda social y política, porque, cuando el presidente de un país dice que sólo hay que mirar al futuro porque no puede mirar al pasado por la cantidad de basura que su partido, el Partido Popular, está dejando en el escenario nacional, no puede seguir siendo el presidente de este país".