Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juez de línea

Yo no he sido

Por Félix Monreal - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Vasiljevic, en su penúltima aparición en El Sadar.

Vasiljevic, en su penúltima aparición en El Sadar. (Foto: Javier Bergasa/Mikel Saiz)

Galería Noticia

Vasiljevic, en su penúltima aparición en El Sadar.

Consumado el descenso, llega la hora de los balances. Aunque está ya casi todo trillado y los análisis no van más allá de la recopilación de errores acumulados durante semanas, los responsables -los señalados por la prensa y por la afición- tratan de no cargar con todo el peso y repartir el fracaso en dosis envenenadas. Puesto en marcha el ventilador, el presidente señala con el dedo acusador a los entrenadores, el director deportivo devuelve la pelota a los dirigentes y, ya de paso, clava una puyita a los periodistas bajo el argumento de “echar mierda”. Osasuna ha regresado a Segunda con mucha pena y un par de días de gloria;estaba sentenciado desde principio de año después de perder dos meses de competición con Caparrós, los propios directivos dieron por muerto el proyecto en marzo y, en fin, ha sido un curso tortuoso que lejos de afrontarlo con ánimo de crecer y con serenidad, ha terminado con convocatoria anticipada de elecciones. Luis Sabalza, después de digerir las críticas, ha pasado de estar harto a recuperar el apetito por intentar seguir mandando;no es extraño, por tanto, que a una corta autocrítica de su gestión la acabe disolviendo con una contingencia que escapa del ámbito de sus competencias y pone en parecido nivel de responsabilidad a los entrenadores que han dirigido la plantilla. “Yo solo no he sido”, le faltó apostillar al presidente.

Tomando el hilo del discurso, Vasiljevic pensó que bastantes críticas recibe de fuera como para que los de dentro le sigan usando como escudo, lo mismo para una destitución vía satélite que para apechugar en la banda y en la sala de prensa con el descalabro semanal del equipo. Así que el serbio recordó al presidente que él no eligió a Jan Urban (fue un empeño personal de Javier Zabaleta como presidente de la gestora) y tampoco a Joaquín Caparrós. Y esto no es un cuento chino, ni serbio, es la pura verdad;es más, puede que si en lugar del técnico de Utrera hubiera llegado al club Luis García Plaza, como defendió con ahínco Vasiljevic, es seguro que hoy Osasuna tendría algún punto mas y algún gol menos en contra porque hacerlo peor es imposible. “Yo solo no he sido, Luis”, pudo haber replicado con fundamento el todavía entrenador.

Con todo lo que uno, el director deportivo/entrenador, y los otros, los dirigentes, han hecho rematadamente mal en el plano deportivo, tampoco sorprende que el aparato del club (el interno y los agentes externos) quiera señalar a algunos periodistas, bien con la teoría del montaje mediático o la más vulgar de “echar mierda”. Solo recordaré que si ha habido un mínimo de transparencia en el club en este ejercicio ha sido por las reiteradas denuncias de la prensa, y que si la directiva y el director deportivo se vieron contra las cuerdas por un mal uso de los fondos del club (y el asunto no ha terminado todavía) no fue porque lo contamos en este periódico sino porque lo hicieron a escondidas del socio, dejaron mucho rastro y les pillamos. Si contar o recordar esto le enfada a Vasiljevic -o reprocharle que Barja podía haber debutado en el Camp Nou sin objeciones reglamentarias- puede imaginarse la cara de tonto que se le quedó al osasunismo al saber de los enjuagues de su embargo. No se engañe ni engañe: lo que ha desestabilizado este año al club y al equipo han sido las decisiones de la directiva y cargos ejecutivos de Luis Sabalza. Demasiado peso de la prueba en su contra como para poder afirmar que yo no he sido.