Cultura por la libertad de los jóvenes de Altsasu

finaliza un fin de semana repleto de propuestas en las que se volcó el tejido cultural de la villa en solidaridad con los 10 encausados

Un reportaje de Nerea Mazkiaran - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

A cubierto en el frontón, ayer al mediodía hubo un taller de circo y otras actividades para los txikis.

A cubierto en el frontón, ayer al mediodía hubo un taller de circo y otras actividades para los txikis. (ALTSASUKOAK ASKE)

Galería Noticia

A cubierto en el frontón, ayer al mediodía hubo un taller de circo y otras actividades para los txikis.

La cultura ha sido la protagonista en Altsasu de un fin de semana repleto de actividades para reclamar la libertad de los 10 jóvenes encausados por la Audiencia Nacional de delito de terrorismo, tres de ellos en prisión desde el 14 de noviembre, a raíz de una trifulca de madrugada con dos guardias civiles y sus parejas. El lema era Kulturaz Aske, libres con la cultura, palabras que definían los objetivos de esta iniciativa, según señalaron desde la plataforma Altsasukoak Aske. “Hemos querido mostrar la riqueza cultural que posee Altsasu. Porque la actividad, diversidad y vitalidad de los grupos culturales de Altsasu es algo de que estar orgullosos y algo que nos hace pueblo”, señalaron. “Y libre porque queremos una convivencia libre entre los y las altsasuarras”, añadieron.

El fin de semana arrancó a lo grande, con un espectáculo el viernes en el que participaron unas 150 personas de diferentes grupos o personalidades. Con el frontón Burunda a rebosar, había más de 700 personas de público. Participaron la banda Haize Berriak, la Coral Erkudengo Ama, el grupo de teatro Tarima Beltza, Etorkizuna Dan-tza Taldea, la compañía de danza Dantzarima, el akordeoilari Enrike Zelaia y el grupo Trasteando, un montaje de música, danza y teatro con momentos mágicos.

El sábado hubo actividades durante todo el día. Danzas vascas, con motivo del Dan-tzari txiki, txistularis y fanfarre por la mañana y por la tarde, una mesa redonda en la que participaron Satur Leoz, periodista de Radio Euskadi, Esther Arregi y Eider Leoz, del movimiento feminista de Altsasu;Luis Díaz, altsasuarra venido de México;Josu Imaz, de Altsasu Memoria, y Mari Romero, escritora que vivió en la villa. El título era Bajo la mirada de Bargagain, el punto más alto de la gran pared que forma la sierra Urbasa, con diferentes puntos de vista en torno a Altsasu y su gente. Fue en Iortia, con más de un centenar de personas como público. Por la noche hubo conciertos en el gaztetxe con Kaskatako y Garabatos, con cientos de asistentes.

Ayer también hubo actividades desde la mañana, que tuvieron que trasladarse a cubierto por la lluvia. Así, en el frontón hubo talleres de circo con Alain Flores y experiencias artísticas con Itziar Nazabal, además de juego y talleres de manualidades y otro de talo, que estuvieron muy animados.

Por otro lado, en los bajos de Gure Etxea se acercaron sabores diversos de Altsasu, con platos realizados por nuevos vecinos procedentes de Bulgaria, Colombia y Marruecos junto a queso y txistorra, en un pintxo al que le pusieron de nombre Altsasuharro. Muy cerca estaba Helena Santano y DJ Txen que ofrecieron Color Sonoro, con pintura en directo al ritmo de la música.

Este intenso fin de semana finalizó con un acto en el que participaron dantzaris, Flores ahizpak y los escritores Alberto Barandiaran, Javier Corres e Izaskun Etxeberria.


MANIFIESTO Desde Altsasukoak Aske recordaban ayer que prosigue la recogida de adhesiones al manifiesto promovido por los padres y madres de los jóvenes, en los que se pide que imperen los principios de proporcionalidad, justicia y equidad, al tiempo que se requiere la eliminación de la calificación penal como delito de terrorismo, la devolución de la competencia al Juzgado de Pamplona y la puesta en libertad de los jóvenes. Se puede realizar directamente en unas hojas dispuestas en el mostrador del centro cultural Iortia y también por Internet en www.altsasugurasoak.com. Hasta la fecha llevan más de 18.000 firmas.

“Queremos y necesitamos a nuestros amigos en casa y libres. Oihan, Adur y Jokin no tienen que estar a 500 km de nuestro pueblo, ni recibiendo visitas de 40 minutos. Tienen que estar libres”, señalaron desde esta plataforma popular. Asimismo, recordaron a los siete jóvenes imputados por la jueza Lamela. “También queremos al resto de imputados libres, porque no admitimos este montaje policial, mediático y judicial”, observaron.