día internacional de los trabajadores

Ela defiende “un cambio más social” y una clase trabajadora organizada

El coordinador Mitxel Lakuntza valora la autonomía del sindicato para “influir en la política para proteger los derechos de la gente corriente”
Anuncia que han superado el 23% de representación en Navarra este mes

Sagrario Zabaleta Echarte Javier Bergasa - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Asistentes a la manifestación de ELA escuchan en la plaza del Ayuntamiento el discurso de Mitxel Lakuntza.

Asistentes a la manifestación de ELA escuchan en la plaza del Ayuntamiento el discurso de Mitxel Lakuntza.

Galería Noticia

Asistentes a la manifestación de ELA escuchan en la plaza del Ayuntamiento el discurso de Mitxel Lakuntza.

pamplona- El coordinador de ELA en Navarra, Mitxel Lakuntza, reiteró ayer desde la plaza del Ayuntamiento de Pamplona el objetivo de “seguir trabajando por organizar desde abajo a la clase trabajadora para pedir que el cambio sea más social”. Unas 1.500 personas escucharon estas palabras tras participar en la manifestación que organizó ELA por segundo año consecutivo en la capital navarra con motivo del 1º de Mayo, después de realizarla durante años en Bilbao.

No más políticas antisociales;Guk, oinak lurreanfue el lema elegido por ELA, que “este mes ha superado el 23% de representación en Navarra”, gritó desde el escenario en la plaza Consistorial Mitxel Lakuntza. El sindicato sigue marcando máximos históricos en la Comunidad Foral y Lakuntza, que continuará como coordinador tras la celebración del Congreso confederal en junio en Bilbao, remarcó que “toca fortalecer el movimiento sindical, porque donde el sindicalismo de verdad desaparece, aumentan las desigualdades y las condiciones de trabajo empeoran”.

Lakuntza repasó los retos en Navarra desde la reivindicación de su modelo sindical “autónomo y fuera de las mesas de diálogo social”. Reclamó combatir la precariedad y profundizar en el cambio en Navarra mediante la autonomía para “influir en la política para defender los derechos de la gente corriente” y a través de la “organización en los centros de trabajo, la movilización y la huelga”.

Los mensajes de su discurso se proyectaron en las ocho pancartas que portaron personas afiliadas y simpatizantes durante la media hora de marcha por las calles de Pamplona. Los manifestantes denunciaron el conflicto en el sector de gestión deportiva;exigieron un empleo público estable mediante una OPE masiva;suspendieron la salud laboral;solicitaron la subrogación total en todas las empresas subcontratadas;las trabajadoras de la limpieza reclamaron su visibilidad;y parte de la plantilla de ISN denunció “que la patronal engorda su negocio a base de la precariedad”;además se solicitó un salario mínimo de 1.200 euros, la jornada laboral de 35 horas y se rechazó acuerdo comerciales como el TTIP y CETA. Lakuntza puso en valor “que haya gente dispuesta a querer cambiar las cosas y a pelear”;y lo ejemplificó con tres conflictos: la huelga por los 18 despidos en Caprabo;el paro sectorial en gestión deportiva por unas condiciones laborales dignas -Lakuntza invitó a que las personas trabajadoras de este sector con su pancarta subieran al escenario, y así lo hicieron acompañados del aplauso de los allá congregados-;y la huelga de 160 días en las residencias de Bizkaia.

tarea por realizarLakuntza reservó un espacio en su mitin al Gobierno de Navarra, sustentado por cuatro partidos. “Hay quien prefiere incidir en que el cambio tiene que ser sereno, tranquilo y capaz. A ELA le gustaría que sobre todo sea un cambio real, valiente y completo”, destacó. Desde el escenario, repitió que “el cambio tiene tareas pendientes: debe ser social y no puede dejar de lado debates sobre cómo se reparte la riqueza para combatir la desigualdad”. Una reivindicación que quiso argumentar: “Navarra, y también el conjunto de Euskal Herria están entre los territorios que menos recaudan de la Unión Europea. Las empresas con beneficios pagan cada vez menos. Navarra y Gipuzkoa son los territorios de Europa con menos recaudación por impuesto de sociedades”.

“El cambio debe ser real, valiente y completo. No se puede dejar de lado cómo se reparte la riqueza”

“La precariedad se combate desde la empresa: exigimos salarios mínimos de 1.200 euros”

mitxel lakuntza

Coordinador de ELA en

Además abogó por “desbloquear la falta de negociación colectiva de los trabajadores públicos y el conflicto de la Policía Foral” y pidió “un pacto para estabilizar las plantillas de Educación o de Sanidad y para garantizar la subrogación de los empleados de las subcontratas públicas”. A pesar de que hay muchas materias pendientes, Lakuntza no se olvidó de mencionar los acuerdos alcanzados en bomberos, Osasunbidea o con la plantilla de la concertada;y reconoció que en estos dos años “se han hecho algunas cosas, sobre todo en lo que tiene que ver con la normalización del euskera, el reconocimiento de las víctimas y en el desmontaje del corralito foral”.

contra el diálogo socialSin embargo, reprochó al Gobierno actual la puesta en marcha de la mesa del Diálogo Social con UGT, CCOO y la CEN. “No nos ha gustado esta decisión”, sentenció. “Es inaceptable que este Gobierno decida resucitar un órgano con quienes han sido colaboradores incondicionales con el régimen”. Volvió a pedir que se investigue “a UGT, CCOO y CEN por los cursos de formación para saber hasta dónde llegó el despilfarro de cientos de millones de euros durante 20 años”. Tras concluir el acto, uno de los asistentes se marchó satisfecho: “Ha hecho un buen discurso”.

en breve

Precariedad con datos. Lakuntza denunció la precariedad laboral con datos: “Una persona que se incorpora a trabajar cobra ahora un 24% menos. La contratación por ETT ha crecido un 50%. Han subido los contratos parciales. Un trabajador eventual cobra 800 euros menos al mes que uno fijo. Las mujeres cobran un 30% menos que los hombres. Los convenios estatales pagan un 50% menos. La proliferación de las empresas multiservicios ha empeorado las condiciones laborales, etc”.

la cifra

350

Personas acudieron a la comida en el frontón Labrit.