“La derogación de la reforma laboral no admite excusas”

Jesús Santos (UGT) recuerda que la precariedad y la temporalidad siguen marcando el mercado laboral

Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- Casi cinco años después de ser aprobada, la reforma laboral del Partido Popular sigue situándose en el centro de la diana de los sindicatos. No solo por abaratar el despido y facilitar los descuelgues salariales, sino porque ha socavado la capacidad de negociación colectiva de los sindicatos, obligados ahora a pelear empresa por empresa. “Y entre tanto, nuestros diputados y diputadas no encuentran tiempo para derogar de una vez por todas las reformas laborales que nos están transportando al pasado más tenebroso. ¿Hasta cuándo vamos a tener que esperar para que se repongan los derechos laborales que nos arrebató la derecha política, con la excusa de la crisis? La derogación de la reforma laboral y la restauración de los derechos de los trabajadores no admiten excusas”, dijo Santos.

El secretario general de UGT hizo un repaso de las principales carencias de un mercado laboral que, en Navarra, aún no ha recuperado 20.000 de los casi 50.000 empleos perdidos. “Y la mayor parte de los recuperados en los tres últimos años, difícilmente pueden denominarse empleos, porque no son otra cosa que basura laboral. Hoy, en Navarra tenemos 52.500 personas con contratos temporales. Y tenemos 49.500 con contratos a tiempo parcial, la inmensa mayoría mujeres. Hoy, más de la mitad de los 40.000 parados y paradas no tienen cobertura por desempleo”, añadió Santos, quien, como Chechu Rodríguez, tuvo un recuerdo también para las mujeres agredidas y para aquellas que se ven discriminadas salarialmente. “Hoy, si el hombre está explotado en nuestro mercado laboral, la mujer lo está todavía más”.

Fue un discurso sin alusiones políticas directas, ni al Gobierno de Navarra ni al Ejecutivo central, enfocado en las cifras que siguen reflejando una situación de emergencia social en miles de familias. “Hoy, nuestros índices de siniestralidad laboral se están incrementando de forma alarmante. Con los últimos datos oficiales, Navarra cuenta con 62.000 personas en situación de pobreza severa. Hoy, más de 13.000 navarros admiten que no pueden pagar los medicamentos y han dejado de tomarlos”, afirmó. - J.A.M.