“Señora Beaumont: siéntese, negocie y acuerde una Ley de Policías”

Chechu Rodríguez (CCOO) reclama al Gobierno de Navarra flexibilidad al negociar con sus empleados

Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Chechu Rodríguez, puño en alto durante su discurso, con Jesús Santos detrás de él.

Chechu Rodríguez, puño en alto durante su discurso, con Jesús Santos detrás de él. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Chechu Rodríguez, puño en alto durante su discurso, con Jesús Santos detrás de él.

pamplona- Javier Ojer, el delegado de CCOO en la Policía Foral, encabezaba ayer la manifestación del Primero de Mayo junto a los principales responsables de UGT y CCOO de Navarra. Un modo de mostrar que los sindicatos han hecho suyas las reivindicaciones del los policías forales de Navarra, contrarios al anteproyecto de Ley del Gobierno de Navarra.

A la consejera responsable del área, María José Beaumont, se refirió directamente Chechu Rodríguez durante su discurso. “Exigimos al Gobierno de Navarra que en los temas laborales que le afectan de lleno actúe con flexibilidad y capacidad de diálogo. El Parlamento no puede aprobar una ley de policías con la mayoría de la plantilla en contra, la política no puede sustituir a los agentes sociales en las mesas de negociación colectiva, sería un mal precedente. Señora Beaumont siéntese, negocie y acuerde”, dijo.

Hubo en su discurso también un tono muy crítico con el Partido Popular, al que acusó de recortar con una mano y mancharse de corrupción con la otra. “Casualmente quienes nos imponen la austeridad, quienes nos piden un mayor esfuerzo son los que se han estado llenando los bolsillos. La corrupción política que afecta especialmente al Partido Popular mina la calidad nuestra democracia, y deteriora la legitimidad de las instituciones públicas. En el peor momento de la crisis las tramas corruptas siguen operando, cuando miles de personas son desahuciadas o la gente se eterniza en las listas de espera sanitarias saqueaban las arcas públicas. No puede ser que en un país avanzado los jueces y fiscales sean parte de las peores prácticas clientelares”, dijo.

Y, tras reclamar la unidad de la izquierda, reclamó una mirada a las raíces en un momento en que la ultraderecha gana espacio político en Europa: “En aquel final del franquismo los sindicatos jugamos un papel determinante en la consolidación de la democracia y los derechos sociales. Nos dejamos la piel en ello, y multitud de compañeros y compañeras fueron detenidos, torturados y reprimidos por ello. Necesitamos valores y unidad frente a la precariedad y el empobrecimiento”. - J.A.M.