UGt y CCOO exigen mejores salarios y una recuperación de los derechos perdidos

Los sindicatos piden en Pamplona la reversión de las políticas del PP y una mayor unidad a la izquierda
Chechu Rodríguez reclama la marcha de Rajoy por los casos de corrupción

Juan Ángel Monreal Javier Bergasa - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Cabeza de la manifestación de UGT y CCOO ayer en el paseo de Sasasate.

Cabeza de la manifestación de UGT y CCOO ayer en el paseo de Sasasate.

Galería Noticia

Cabeza de la manifestación de UGT y CCOO ayer en el paseo de Sasasate.

Pamplona- Un siglo y 15 años después de que el Primero de Mayo pudiera celebrarse de manera legal, alguna de las reivindicaciones de 1902 siguen vigentes. Aquel año, un grupo de obreros de una sociedad que apenas se abría a una rudimentaria industrialización celebró por primera vez en Navarra el día del trabajo. Reclamaba, entre otras cosas, una jornada laboral de ocho horas. Lo mismo que UGT pide en 2017 para los empleados de las obras del recrecimiento del embalse de Yesa. “Donde tienen que trabajar -aseguraba ayer Jesús Santos, secretario general de UGT- dos y tres horas más al día para poder cobrar el salario del convenio de la construcción”.

Era un ejemplo. La punta de un iceberg de precariedad, bajos salarios, desempleo de larga duración y pobreza que amenaza una recuperación que visualiza en los gráficos y en las estadísticas, pero que a duras perciben los ciudadanos. Y que fue denunciadas ayer por las cerca de 1.500 personas que reunieron ayer los dos primeros sindicatos de Navarra en una manifestación que recorrió el centro de Pamplona. No hay excusas: empleo estable, salarios justos, pensiones dignas, más protección social era el lema de una jornada mitad festiva y mitad reivindicativa, con cuatro manifestaciones diferentes por el centro de la capital navarra y con dos estrenos. Tanto Jesús Santos como Chechu Rodríguez, este último elegido hace solo unas semanas al frente de CCOO, debutaban en un Primero de Mayo como oradores principales.

Los dos leyeron su discurso y ambos también aportaron sus matices. Rodríguez insistió en el mensaje que lleva proclamando desde que fue elegido: es necesario actuar con mayor unidad entre las fuerzas de la izquierda, un mayor diálogo con todas las fuerzas sindicales que estén dispuestas a hablar. Y hay que situar la agenda social como prioridad política. Un nuevo tono para un sindicato que mantendrá la unidad confederal con UGT, pero que en Navarra buscará reforzar su discurso de “contrapoder”, crítico con la derecha. “Rajoy no puede seguir siendo presidente de este país”, dijo Rodríguez en referencia al fango de corrupción en el que chapotea el partido del Gobierno. Y ante un público que apenas ocupaba la mitad del paseo Sarasate en el que lucían abundantes banderas tricolor, Rodríguez cerró su discurso con un mensaje que hundía sus raíces en otro tiempo. “Salud, república y viva el Primero de Mayo”, proclamó.

Casi un año después de relevar a Javier Lecumberri al frente de UGT, Jesús Santos se estrenaba también como secretario general del sindicato en Navarra. Y lo hizo con un discurso de corte internacional e histórico, en el que tuvo un recuerdo para la comisión de miembros de la Ejecutiva de UGT (Azpíroz, Angulo, Espinosa y Úriz) que, en 1902, solicitó celebrar el Primero de Mayo. “Una manifestación para reivindicar condiciones de vida saludables, la prohibición del trabajo a los menores de 14 años, la supresión del trabajo nocturno, medidas de higiene y seguridad y la jornada laboral de ocho horas para los obreros municipales. ¿Cómo es posible que 115 años después, algunas de estas reivindicaciones vuelvan a estar vigentes?”, se preguntó.

Santos echo mano de la memoria y apeló “a aquellos obreros conscientes de 1902 y de 1931, que tenían muy claras las prioridades. Y sus representantes políticos en los ayuntamientos y en las Cortes, también”.

“Aquella izquierda tenía claro que las reivindicaciones sociales y de clase eran lo fundamental. Tenía claro que entrar a los trapos identitarios era un error, que solo la unidad de los trabajadores, por encima de banderas y fronteras, posibilitaba avanzar” continuó Santos, quien también se refirió a los “populismos de baja estofa y nacionalismos”. “Por eso, frente a populismos y nacionalismos, frente a actitudes racistas y xenófobas, frente a reivindicaciones tribales e identitarias, hacemos nuestros los ideales por los que dieron su vida aquellos fundadores del movimiento obrero navarro. Porque nos marcaron una ruta que jamás debemos abandonar: la que conduce a una sociedad más humana, más libre, más justa”.

la cifra

1.500

personas. La manifestación fue algo menos concurrida que en años anteriores, con apenas unas 1.500 personas que salieron de la vieja estación de autobuses y marcharon hasta el paseo de Sarasate.

apuntes

Eceolaza, a CCOO. Joseba Eceolaza se incorpora hoy a Comisiones Obreras como nuevo adjunto a la secretaría general. Ayer acudió a la manifestación del Primero de Mayo.

Socialistas con UGT. María Chivite, secretaria general de los socialistas navarros, acudió a la manifestación del Primero de Mayo junto a otros militantes socialistas.

la cifra

27

de mayo, por la dignidad

Las marchas por la dignidad se incorporaron ayer a la manifestación convocada por UGT y CCOO, en la que también formaba como siempre una pancarta del PCE y las juventudes comunistas. El 27 de mayo la Marcha por la Dignidad tiene convocado un acto central en Madrid.