Un millar de personas pide poner freno al paro y la exclusión

CGT, CNT, Solidari, ESK y Steilas quieren que el Gobierno de Navarra profundice el cambio político

Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

La marcha sindical, a su paso por el Monumento a los Fueros.

La marcha sindical, a su paso por el Monumento a los Fueros. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

La marcha sindical, a su paso por el Monumento a los Fueros.

Pamplona- Cerca de un millar de personas respondió a la cita de cinco sindicatos pequeños, pero con una notable capacidad movilizadora. CGT, CNT, ESK, Steilas y Solidari llamaron a la ciudadanía a marcha contra el paro y la exclusión social, reclamando políticas de un corte muy diferente, que frenen el deterioro de las prestaciones sociales y de los servicios públicos.

“Dicen que el empleo se ha recuperado y que las tasas de paro van descendiendo pero poco se habla de las condiciones laborales a las que nos someten. La desregularización y la precarización del mercado laboral nos han dejado unos sueldos miserables, un escandaloso aumento de la parcialidad que se agudiza en el caso de las mujeres, un claro retroceso en nuestros derechos. Más del 95% de los contratos que se realizan son precarios”, reclamaron mediante la lectura de un comunicado en la avenida de Carlos III.

Los sindicatos se referían de este modo a los trabajadores que tienen empleo y a los que no. “El 13% de la sociedad navarra se encuentra en situación de pobreza o de exclusión social. Hablábamos de repartir y ellos han decidido repartir la miseria pero nosotras queremos exigirles que repartan la riqueza de una vez, estamos hartas de esta situación, la riqueza no puede seguir estando solo en manos de unas pocas personas”, aseguraban.

En su lectura de la crisis, que estas formaciones calificaban como “estafa”, se “ha dejado sin derechos” a miles de personas. “Y no podemos olvidar sigue habiendo trabajos y sectores absolutamente invisibilizados que ni siquiera son reconocidos como tales. Sectores como el de las trabajadoras de hogar que siguen estando fuera del régimen general, y eso en el mejor de los casos, ya que a pesar de la legislación vigente la inmensa mayoría siguen trabajando sin que su situación sea regularizada”. Hablaron también de los contratos basura “destinados a la juventud”, del trabajo temporero en el campo y “por supuesto, de los trabajos no remunerados, no considerados ni siquiera trabajo, como son los cuidados”. “Estos trabajos, tan necesarios para sostener una sociedad equilibrada, no son valorados como se debiera. Por ello, quienes defendemos la igualdad, el reparto del trabajo y de la riqueza debemos ser partícipes de todas las reivindicaciones de este sector de sectores, que siempre se lleva la peor parte en todos los aspectos”, señalaron.

Los sindicatos pidieron también priorizar la educación pública y criticaron que no se acabe “con los privilegios económicos hacia las privadas”, y que la educación pública “siga sin contar con los recursos necesarios”. “A pesar de las buenas palabras, seguimos teniendo que recurrir a los tribunales para que los derechos del personal interino sean reconocidos y por si fuera poco, se les somete a un apartheid lingüístico en las contrataciones”, dijeron.

En su discurso recordaron que la sociedad navarra se había ilusionado “con la posibilidad de un cambio, un cambio político que al fin se produjo” pero que a su juicio “no es suficiente”. “Queremos más, más cambio, necesitamos un verdadero cambio social y no solo un cambio político. La precariedad no solo es laboral también es social, contamos con un sistema de bienestar cada vez más adelgazado por los recortes y las privatizaciones, con unas pensiones cada vez más bajas”. - D.N.

principios

recuperar derechos y libertades

Pancartas. Los manifestantes portaron nueve pancartas con mensajes muy diversos, desde los principios básicos de recuperar la clase trabajadora derechos y libertades, como se leía en el lema firmado por CGT, hasta los conflictos que están padeciendo plantillas de empresas concretas, como TRW “que persigue a delegados por defender la salud en el trabajo” o ID Logistics quien “exprime” a su plantilla, denunciaron. Los participantes también alabaron el papel de “las empleadas del hogar” y abogaron por “pan y techo” y por “un mundo que debe cambiar”.