Abuelas trabajadoras

V. Rodríguez - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Conozco a una anciana que se llama Dolores. Cuida a su marido con demencia senil y de vez en cuando, le dan ataques violentos en los que emprende a golpes con su señora. Su hija dice que no puede ayudarla porque trabaja. Sin embargo, le pide a su madre que cuide a sus hijos cuando le apetece salir de fiesta. La octogenaria señora le dice que no puede porque está agotada y su hija se enfada. Por una temporada, ésta castigaba a su madre impidiéndole ver a sus nietos. Dolores le argumenta que si no se hubiera comprado un piso, un coche y unos muebles tan caros, no tendría necesidad de pedirle ayuda. Y que si ella quiere pasárselo bien, lo único que ella ansía es no pasarlo tan mal. Llegó un momento en que se vio en la necesidad de ingresar a su marido en una residencia porque la abuela cayó gravemente enferma. Al poco de internarlo, el señor murió. Creo que son los abuelos los que se sacrifican por nosotros. Solo hay que fijarse en la cantidad de ancianos empujando carritos de bebé.

Últimas Noticias Multimedia