Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El 85% de los propietarios se siente satisfecho con su vivienda en Navarra, según una amplia encuesta

15.180 familias se han visto obligadas a cambiar su vivienda por motivos económicos durante la crisis - El Gobierno de Navarra ha presentado un avance de la primera encuesta monográfica sobre vivienda

d.n. - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 12:29h

Viviendas en el barrio pamplonés de San Juan.

Viviendas en el barrio pamplonés de San Juan. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Viviendas en el barrio pamplonés de San Juan.

PAMPLONA. Ocho de cada 10 personas en Navarra (85%) habita en viviendas de su propiedad, en su mayor parte pisos (el 72%), que comparten entre dos y cuatro personas (el 68%). Se trata de hogares con los que nueve de cada diez personas están satisfechas o muy satisfechas.

La crisis económica ha afectado especialmente al 6% de los hogares;es decir, 15.180 familias, que se han visto obligadas a cambiarsu vivienda por motivos económicos, mientras que en torno al 1% (2.530 hogares) se ha visto involucrado en un proceso de desahucio, aunque este dato debe ser interpretado con prudencia pues está dentro del margen de error de toda encuesta.

Estos son algunos de los datos recogidos en la Encuesta de Vivienda en Navarra 2016, que ha elaborado el Observatorio de la Realidad Social del Departamento de Derechos Sociales. El trabajo ha sido presentado esta mañana en rueda de prensa por el Director General del Observatorio de la Realidad Social, Planificación y Evaluación de Políticas Sociales, Patxi Tuñón, y los directores de Servicio del Observatorio de la Realidad Social, Antidio Martínez de Lizarrondo, y el de Vivienda, Javier Etayo.

El trabajo de campo fue realizado entre noviembre y diciembre del pasado año en toda la Comunidad Foral. Se efectuaron 1.200 entrevistas a personas responsables del hogar.

Se trata de una amplia encuesta, la primera con carácter monográfico sobre vivienda que se realiza en Navarra. Su objetivo es conocer la realidad de los 253.000 hogares censados en la Comunidad Foral, las necesidades y demandas de la población en este sector (rehabilitación, cambio, forma de acceso, etc.) y las consecuencias de la crisis económica, así como detectar posibles situaciones de exclusión residencial. La información suministrada servirá como base para diseñar el Plan Estratégico de Vivienda que el Gobierno de Navarra está elaborando con un horizonte de diez años.

Los datos presentados hoy son un primer avance de la encuesta, ya que el trabajo está todavía en fase de explotación dada la amplitud de la muestra recogida.

Además de las cifras totales relativas al conjunto de Navarra, el territorio se ha dividido en cinco zonas para su análisis: zona central (que incluye Pamplona y Comarca), el eje del Ebro, la zona Atlántica, el Pirineo y las zonas medias.

Ubicación y características de la vivienda


La encuesta revela que el 56% de los hogares se concentra en el área central. Le sigue ya a distancia el eje del Ebro, con un 23%, mientras que las zonas media y atlántica oscilan entre el 11 y el 8%. El Pirineo sólo acoge al 2% de los hogares.

Por tamaño de la población, el 90% vive en localidades con más de 1.000 habitantes y más de la mitad (54%) de la ciudadanía se concentra en poblaciones con más de 10.000 habitantes. Pamplona, la capital, acoge a casi uno de cada tres navarros y navarras (el 31% del total).

El 68% de las viviendas están habitadas por entre 2 y 4 personas. La fórmula más común es la familia nuclear con hijos solteros (34%) y sin hijos (23%), mientras que las familias monoparentales con hijos representan el 6%. Otro 27% de los hogares es unipersonal y sólo en el 5% residen cinco o más personas. Por zonas, destaca la prevalencia de hogares unipersonales en las zonas medias (el 36%) en detrimento de la familia con hijos (24%).

En un 19% de los casos existen circunstancias especiales, como son la presencia de una persona discapacitada, dependiente, en paro, perceptor de renta básica, etc.

A la hora de elegir vivienda, 7 de cada diez navarros opta por un piso, mientras que otro 18% ha elegido una casa unifamiliar adosada y el 10%, una unifamiliar aislada. Una de cada dos viviendas (56%) tiene menos de 50 años.

El 85% de las y los navarros viven en viviendas de su propiedad, que han adquirido mayoritaria por compra. Más de la mitad (54%) sin pagos pendientes y un 39% todavía con hipoteca. Sólo un 24% de las viviendas es de carácter protegido.

Entre quienes optan por el alquiler, la carencia de ingresos suficientes para comprar una vivienda es el motivo más citado (51%), y le sigue ya a distancia (17%) el no querer tener una hipoteca.El importe de la última mensualidad de la hipoteca, supuso un gasto medio de 480 euros mensuales. En el caso del alquiler, al pago de la última mensualidad se destinó 444 euros de media. Medido en términos de percepción de esfuerzo, la población considera que es muy importante, con una media de 6,71 sobre 10. Un porcentaje éste que es más elevado en la Navarra atlántica (7,31%) y más bajo en el Pirineo (6,06%).

En cuanto a los elementos de los hogares, la práctica totalidad del parque (el 97%) dispone de calefacción. Llama, no obstante, la atención el hecho de que esta cifra baja al 90% en el caso del Pirineo. El sistema más común es la calefacción central (61%) con o sin contador individual, que se alimenta mayoritariamente con gas natural (el 69%) que con gasóleo (21%). La mitad de los encuestados consideran suficiente el gasto en calefacción y un 37% lo ve excesivo.

Además, alrededor de la mitad de los hogares dispone de garaje (un 57%), de ascensor (54%) de trastero (48%).

De acuerdo con los datos extraídos de la encuesta, siete de cada diez edificios son accesibles desde el portal hasta la vivienda, y en un 55% el edificio es accesible hasta el portal y en un 38% hasta la vivienda. Además, en el 35% de los edificios se ha realizado algún tipo de mejora en la accesibilidad.

En lo que se refiere a la eficiencia energética, sólo el 15% declara tener certificado, otro 41% no tiene y un 44% lo desconoce.

Opinión sobre la vivienda y posibles mejoras

El 92% de las personas encuestas se muestra satisfecha (55%) o muy satisfecha (37%) con su vivienda. Otro 7% califica como regular su grado de satisfacción y un 1% lo estima negativo. La opinión muy positiva es el doble de alta entre las personas que son propietarias de la vivienda (44%) que entre las que están alquiladas (22%). Esta tendencia se invierte entre las que tienen opinión positiva (53% entre los propietarios y 68% entre los arrendatarios). Finalmente, la opinión negativa es similar en porcentaje en ambos colectivos.

Dos de cada tres personas (65%) opina que no tiene problemas en su vivienda. Entre quienes sí los tienen, la carencia de ascensor es el más mencionado (12%), seguido de problemas de ventilación y humedades (11%). Ya a más distancia figuran otros motivos como la ausencia de garaje, el tamaño (demasiado pequeña o demasiado grande) y la antigüedad.

También es muy alto, con una valoración de 8,19 sobre 10, el grado de satisfacción de los navarros con el barrio en el que habitan. El 55% considera que su entorno no presenta problemas. Entre los que piensan que sí los tiene, los motivos más aludidos son los problemas de aparcamiento (12%), los ruidos exteriores (11%), y ya a mayor distancia la falta de mantenimiento de las calles, poca limpieza, inseguridad, etc.

La encuesta tiene un apartado específico sobre la vivienda protegida en régimen de alquiler, que comprende a 8.000 hogares. A la pregunta de qué mejoraría, el 40% cita el importe de la renta y otro 40% la calidad (21%) y el tamaño (19%). Casi uno de cada dos usuarios (45%) asegura que le gustaría permanecer siempre en esa vivienda y otro 38% afirma que más de un año.

Incidencia de la crisis

La crisis económica de los últimos años ha hecho variar sus planes sobre la vivienda a dos (21%) de cada diez navarros, según los datos recogidos por la encuesta.

En consonancia con estos datos, el 14% afirma haber seguido una estrategia para aminorar los gastos. Las más comunes han sido la venta de una vivienda secundaria, el compartir la vivienda o el retorno al hogar familiar.

Por otra parte, de entre el 14% de la población que ha cambiado de vivienda durante la crisis, el 41% lo ha hecho por motivos económicos, lo que supone un 6% de entre el conjunto de hogares. Respecto a los desahucios, sólo un 1% de las personas encuestadas afirma que se ha visto afectada por un proceso de desahucio, si bien se trata de un dato que debe ser interpretado por prudencia al encontrarse en el margen de error de la encuesta.

Respecto a los gastos del hogar, cabe resaltar que un 3% de la población encuestada (unos 9.000 hogares) ha tenido retrasos en los pagos, fundamentalmente en el recibo de la electricidad (38%) el gas (33%) y el recibo del alquiler (30%). De todos ellos, un 2% (5.000 hogares) recibieron algún tipo de ayuda pública bien para gastos de suministros energéticos y saneamiento (34%), para el pago del alquiler o hipoteca (25%), para pagos derivados de escrituras y contratación de suministros (18%), y para mobiliario de primera necesidad (14%).