Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Se le realizó la reanimación cardiopulmonar

Salvan la vida al cliente de un bar de la Chantrea de Pamplona que se había atragantado

D.N. - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 09:20h

Cómo reaccionar ante un atragantamientoVER VÍDEOReproducir img

Cómo reaccionar ante un atragantamiento.

Galería Noticia

Cómo reaccionar ante un atragantamientoReproducir

PAMPLONA. Un agente de Policía Municipal y el cliente de un local de hosteleria del barrio pamplonés de la Chantrea lograron salvar este pasado lunes por la tarde la vida de un hombre de 64 años que había sufrido un atragantamiento que le produjo parada cardio-respiratoria.

La rápida actuación en el establecimiento de la plaza Sabicasconsiguió que el afectado recuperara sus signos vitales y pudiera ser evacuadoen ambulancia medicalizada al Complejo Hospitalario de Navarra.

Se le realizó la reanimación cardiopulmonar, un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando una persona ha dejado de respirar y el corazón ha dejado de latir.

¿CÓMO ACTUAR?Los atragantamientos son muy frecuentes, y principalmente se producen cuando un alimento u objeto queda atrapado de forma accidental en las vías respiratorias, impidiendo el paso de aire a los pulmones y provocando la asfixia. Casi siempre se resuelven solos pero, a veces, un atragantamiento puede tener un desenlace fatal, ya que se puede desencadenar una parada cardiorespiratoria por falta de oxígeno.

Si la persona accidentada puede emitir sonidos y toser fuerte, se trataría de una obstrucción leve, una circunstancia en la que expulsaría el objeto o alimento tosiendo con fuerza, tal y como han explicado. No obstante, si la persona no puede respirar, hablar, emitir sonidos, la voz es débil y la piel comienza a tomar un tono azulado, hay que llamar al 112e iniciar la maniobra de Heimlich.
 
En primer lugar y si la persona está consciente, deberá toser fuerte para comprobar si expulsa el objeto. Si no sucede, se realizarán una serie de golpes en la espalda con el cuerpo del sujeto inclinado.
 
En caso de que la obstrucción sea grave, se pasará a realizar la maniobra de Heimlich que consiste en abrazar al sujeto con los dos brazos y presionar sobre el abdomen hacia el estómago, justo por encima del ombligo, con una mano cerrada y la otra recubriendo la primera.
 
Si la persona pierde el conocimiento como consecuencia de la obstrucción se procederá a tumbarle y practicarle el boca a boca, seguido de compresiones torácicas.