Mélenchon da la espalda a Macron y añade incertidumbre

Los militantes de la izquierda radical abogan por el voto nulo o blanco mientras Le Pen sube en las encuestas

Miércoles, 3 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Emmanuel Macron.

parís- El voto protesta de la izquierda radical de Jean-Luc Mélenchon, cuyos militantes abogaron ayer por el sufragio blanco o nulo, amenaza con debilitar al socioliberal Emmanuel Macron, quien se disputa la presidencia de Francia el 7 de mayo ante la ultraderechista Marine Le Pen.

Los resultados de la consulta pública en Internet del movimiento La Francia Insumisa, divulgados ayer, en la víspera del debate televisivo entre ambos candidatos y después de estar una semana en línea, han añadido incertidumbre a los comicios.

De los 243.128 seguidores que participaron -un poco más de la mitad de los inscritos-, el 36,12% se pronunció por el voto blanco o nulo, un 34,83% por Macron y el 29,05% por una abstención. El voto al Frente Nacional de Le Pen estaba excluido de las opciones de voto.

Según los analistas, estos resultados son un síntoma de que la abstención y los votos nulos o blancos pueden ser elevados, situación que podría desembocar en un triunfo de la dirigente eurófoba el 7 de mayo, pues es la que tiene entre sus filas un menor índice abstencionista.

En su comunicado, La Francia Insumisa afirmó que “no se trataba de dar una consigna de voto, pero sí reflejar la opinión de los insumisos sobre su opción en la segunda vuelta” de los comicios.

Tanto el favorito Macron, que sumó en el primer turno del 23 de abril 8,6 millones de votantes, o 24,03%, como Le Pen -7,6 millones, 21,3%- tienen en los votantes de Mélenchon un determinante caladero de votos.

Mélenchon, carismático exministro socialista, obtuvo en la primera vuelta del 23 de abril 7 millones de sufragios, casi un 20% de los que fueron a votar.

Le Pen ha intentado seducirles con su propuesta “anti-sistema”, contra la “globalización salvaje” y “los poderes financieros”, a la que ha añadido preocupaciones ecológicas.

Macron, un proeuropeo con apoyo en las clases más ilustradas, todavía seduce a más electores de Mélenchon que Le Pen, que atrae a las capas populares, aunque esa diferencia no es tan amplia como hace una semana.

Ayer mismo, el candidato conservador François Fillon, derrotado en la primera vuelta (20% de apoyos), llamó a votar contra Le Pen, pues su proyecto “empobrecerá” de “forma irremediable” a Francia y aislará al país.

Sin embargo, la actriz Brigitte Bardot demandó en las redes sociales “no votar a Macron”, porque su proyecto no se preocupa del maltrato animal.

Por su parte, Marine Le Pen, justificó como “un guiño” a los electores de la derecha el plagio de varios fragmentos de un discurso que dio el lunes y que había pronunciado hace dos semanas el que fue el candidato de la derecha, François Fillon. - Efe