A la contra

Competencia desleal

Por Jorge Nagore - Miércoles, 3 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

han cerrado en Roncesvalles 12 bordas prefabricadas que podían dar alojamiento a hasta 88 peregrinos a 10 euros por persona y noche construidas en 2015 para las épocas en las que el albergue de 183 personas que tiene la Colegiata de Roncesvalles estaba lleno. Estas bordas están situadas en terreno inundable, sin agua, sin servicios de ninguna clase y de manera completamente alegal. A pesar de que Turismo del Gobierno de Navarra lleva dos años pidiendo a la Colegiata y a su prior que legalicen la situación, ésta no lo ha hecho, ha cerrado las bordas y ha puesto un papel fuera diciendo Por causas ajenas a nuestra voluntad. Oiga, no, por causas completamente relacionadas con su voluntad, ya que ustedes no han afrontado lo que todo el resto de alojamientos turísticos tienen que cumplir: las leyes. A nadie se le escapa que el sector turístico es un sector económico y a nadie se le escapa que si usted está dando alojamiento de manera ilegal a decenas de personas -que son miles a final de temporada- esas decenas de personas dejan de alojarse en otros albergues, hoteles, casas rurales, hostales y apartamentos de los pueblos cercanos a Roncesvalles, léase Burguete, Espinal, el camping Urrobi, Mezkiritz, pero también Garralda, Aribe, Garaioa, y montones más. Esto es: usted perjudica a los demás, legales. Si ustedes tienen un proyecto legal y serio para acoger a más personas y lo desarrollan, seguro que encontrarán la ayuda del gobierno para que Roncesvalles cuente con más de las 183 plazas que ofrece la Colegiata, a las que se suman varias más que ofrecen el Hotel Roncesvalles, la Sabina, la Posada y algún apartamento. Lo que no se puede es hacer unilateralmente las cosas mal e ilegalmente y luego echar la culpa a los demás. Una cosa es pedir ayuda y colaboración, que seguro que Turismo la ofrece porque el Camino es un punto clave, y otra abusar de tu posición.