Mesa de Redacción

Y sin embargo hace falta

Por Joseba Santamaria - Miércoles, 3 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Resulta cada vez más difícil entender qué ocurre realmente en la economía. Quizá lo importante en este contexto de confusión informativa, donde una terminología críptica intenta con más bien poco éxito explicar el comportamiento de los mercados, los objetivos de los especuladores, la desorientación de los gobiernos y la incertidumbre de los ciudadanos, sean las intuiciones. Por ejemplo, que los mismos responsables de la crisis financiera siguen controlando el funcionamiento especulativo de los mercados y con rumores y falsedades son capaces de colapsar economías importantes y embolsarse millones de euros. O que el grifo del dinero público para salvar los intereses particulares de la banca muestra el cinismo de un modelo basado en que no hay dinero para la solidaridad y la redistribución de la riqueza, pero lo hay a espuertas cuando los necesitados son poderosos. O que la dinámica del miedo es un bálsamo perfecto para imponer recortes de derechos sociales y laborales, para minorizar los criterios humanistas del diseño original del Estado de Bienestar, que sin esa extensión planificada e interesada del temor colectivo serían imposibles. Pero igualmente resulta difícil de entender a la sociedad afectada por la actual involución del modelo socieconómico. Se celebró un año más el 1º de Mayo, fecha emblemática en las reivindicaciones históricas de la conquista de mejoras sociales y derechos laborales -este año en plena crisis de corrupción-, pero nada parece que pueda suscitar ya una gran movilización ciudadana en defensa de los valores y libertades democráticas y de los derechos sociales y laborales. Y, sin embargo, hace falta.

Últimas Noticias Multimedia