Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Aplazan el juicio del 3% denunciado hace 12 años por Maragall

Excargos de Pujol admitirán a cambio de una rebaja de penas que malversaron dinero público de Adigsa

Miércoles, 3 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

pamplona- El juicio a la presunta trama corrupta en la empresa de vivienda de la Generalitat Adigsa, que debía iniciarse ayer tras doce años, se ha suspendido por un error en las citaciones, cuando los acusados ultimaban un pacto que les evitaría entrar en prisión a cambio de admitir el pago de comisiones. La Audiencia de Barcelona tenía previsto empezar ayer el juicio del caso Adigsa, una investigación que la Fiscalía abrió en 2005 a raíz de la insinuación del expresidente catalán Pasqual Maragall en el Parlament de que CiU cobraba “mordidas” del 3%.

La vista, sin embargo, se ha aplazado hasta el próximo 16 de mayo, por no haber comparecido el administrador de una de las empresas que figura como responsable civil subsidiaria en la causa y al no ser correctamente citado un empresario al que la Fiscalía acusa como responsable civil a título lucrativo.

Los acusados, siete empresarios y excargos de Adigsa que afrontan penas de diez años de cárcel, llegaron ayer al juicio con un pacto bajo el brazo, que se ultimó en los instantes previos al inicio de la vista, del que solo se desmarcó el constructor arrepentido José Antonio Salguero, quien durante la instrucción del caso confesó haber pagado comisiones a cambio de la adjudicación de obra pública.

pagosEl acuerdo, que seguía en el aire al no haberse formalizado ante el tribunal, prevé que los acusados paguen de forma solidaria los 120.000 euros presuntamente desviados de Adigsa por el sobrecoste de las obras -la mitad de los cuales fueron consignados ayer mismo- y reconozcan el pago de comisiones por la adjudicación de obras. Con esa sentencia de conformidad, los acusados se beneficiarían de una rebaja de condena que dejaría sus penas por debajo de los dos años, con lo que evitarían su ingreso en prisión, gracias a la aplicación de las atenuantes de dilaciones indebidas -por las demoras el caso-, reparación del daño y confesión.

El caso Adigsa se inició en 2005 a raíz de las diligencias de investigación que abrió la Fiscalía después de que Maragall sacudiera un pleno parlamentario con su polémica alusión al presunto pago de comisiones a CiU: “Ustedes tienen un problema, ese problema se llama 3%”. - D.N.