Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El Gobierno central pagará a la cav 1.400 millones por atrasos desde 2007

El acuerdo sobre el Cupo garantiza a la CAV “15 años de paz fiscal” con el Gobierno español

María Solana afirma que sería "lógico que hubiera soluciones parecidas" para el Convenio entre Navarra y Estado - Erkoreka afirma que un pacto presupuestario "no blanqueará" a los populares

d.n. - Miércoles, 3 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 10:47h

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, antes de su intervención en el debate de los Presupuestos Generales

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, antes de su intervención en el debate de los Presupuestos Generales en el Congreso. (EFE)

Galería Noticia

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, antes de su intervención en el debate de los Presupuestos GeneralesEl presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy.

GASTEIZ. El Gobierno central pagará al vasco 1.400 millones tras resolver las "discrepancias" en el cálculo del Cupo desde 2007 y Euskadi pagará este año al Estado 1.300, aunque una vez descontados los 344 correspondientes a políticas activas de empleo, abonará 956, cantidad que servirá de referencia en los próximos cinco años.

El consejero vasco de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha comparecido hoy ante los periodistas en Vitoria para detallar el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos, con el que se pone fin a diez años de encontronazos entre las dos administraciones y "supone entrar en un periodo de estabilidad financiera y certidumbre en las relaciones financieras con el Estado".

El acuerdo sobre el Cupo vasco se firmó anoche en Madrid pero no se ha anunciado hasta hoy, el mismo día en que comienza el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad a los presupuestos del Estado para 2017, pendientes para su aprobación de un posible pacto entre el Gobierno del PP y el PNV.

El método para calcular el Cupo, el dinero que el País Vasco paga al Estado por las competencias no transferidas, como Defensa, Asuntos Exteriores e infraestructuras como puertos y aeropuertos, se establece en leyes quinquenales.

La última fue aprobada en 2007 y hasta ahora no se había renovado por discrepancias en la metodología para calcular la cifra a abonar, por lo que los atrasos en su actualización se han acumulado durante una década.

El Ejecutivo autonómico defendía que desde 2011 había pagado 1.600 millones de más y que el Cupo debería rondar los 850 millones anuales, mientras que el proyecto de presupuestos del Estado para este ejercicio elevaba la cifra hasta los 1.202 millones.

Finalmente, tras el acuerdo alcanzado anoche entre los dos gobiernos, el Estadoreintegrará a Euskadi 1.400 millones por atrasos y el dinero que el País Vasco aportará este año a las arcas comunes serán 956 millones.

En opinión del consejero, que se ha confesado "enormemente satisfecho", esto no supone una "cesión" por parte del Gobierno de Iñigo Urkullu, sino que las cifras pactadas ahora surgen de "una lectura conjunta" y de "hacer los cálculos como la ley manda".

En cuando a la devolución de los 1.400 millones por parte del Estado, esta se hará efectiva de forma creciente a lo largo de los próximos cinco años: un 10 % en 2017 y un 15 %, 20 %, 25 % y 30 % respectivamente en ejercicios posteriores. De esta manera, este año se restarán 140 millones del Cupo de 956 millones, con lo que finalmente Euskadi pagará 816.

Azpiazu ha explicado además que ese "Cupo provisional" de 956 millones será "la primera piedra" de la Ley Quinquenal 2017-2021, que deberá acordarse en Comisión Mixta del Concierto Económico y aprobarse después en las Cortes Generales;y servirá de referencia para los próximos cinco años.

En el citado acuerdo también se recoge la creación de un grupo de trabajo integrado por los gobiernos español y vasco y por las diputaciones forales para "analizar los efectos tributarios del cambio de operativa de Mercedes Benz", que debe concluir sus trabajos antes del 30 de septiembre.

"UNA SOLUCIÓN SIMILAR PARA NAVARRA" La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, ha manifestado que "hay similitudes" con la Comunidad foral que "podrían hacer entender que fuera lógico que hubiera soluciones parecidas en lo que respecta al Convenio".

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, Solana ha indicado que la noticia del acuerdo sobre el Cupo era "anunciada" y "parecía que iba a ser lo que finalmente ha sido". "Es el Gobierno vasco quien debe valorarlo", ha dicho.

Según ha añadido, el Gobierno de Navarra sigue su línea de negociación y de trabajo del Convenio Económico con sus técnicos y "es en lo que nos tenemos que centrar". "Veníamos urgidos a una resolución lo más pronta y más satisfactoria posible y es lo que vamos a seguir buscando", ha expuesto.

Además, Solana ha manifestado que "parece que las negociaciones van en línea satisfactoria y entendemos que así se habría de cerrar antes que tarde". "Si se aplica el sentido común tendría que tener su efecto en una resolución del año base del quinquenio que estamos negociando nosotros", ha comentado Solana.

"UN ACUERDO NO BLANQUEA AL PP"El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha destacado que el acuerdo "no va a blanquear" al PP, ya que las personas implicadas en casos de corrupción tendrán que "responder ante la sociedad y los tribunales exactamente igual".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, ha destacado que el pacto que se alcance "va a servir para clarificar el panorama financiero de las instituciones vascas de los últimos 10 años y de los próximos cinco años".

A su juicio, "esta clarificación va a ser fundamental para el diseño de políticas públicas y va a dotar de estabilidad al marco financiero e institucional vasco".

"Con esa estabilidad se podrá generar confianza, propiciar inversiones, generar riqueza y empleo, que es lo que yo creo que es prioritario en estos momentos en los objetivos políticos del conjunto de la sociedad", ha asegurado.

El representante del Ejecutivo vasco ha subrayado que el acuerdo supondrá "más dinero para Euskadi", aunque no ha querido precisar la cifra, "y un escenario más claro y firme actuación financiera por parte de las instituciones públicas, en un momento en el que todas se quejan en mayor o menor medida de carecer de los recursos necesarios para atender a las necesidades de la sociedad".

Según ha explicado, todos los detalles del acuerdo los ofrecerá "igual" a lo largo de esta misma jornada el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, "tan pronto como tenga información definitiva".

DIFERENCIAS SOBRE EL CUPO El portavoz del Ejecutivo vasco ha recordado que en los últimos años el Gobierno vasco no ha pagado nada de Cupo porque había "una diferencia importante entre lo que presupuestaba el Gobierno central en su Presupuesto general y lo que calculaba" el Ejecutivo autonómico "que derivaba del esquema financiero vigente".

"Había una discrepancia que era una fuente de incertidumbre importante, que, si finalmente se produce el acuerdo, se clarificará y se concretará el campo de juego, que es muy importante también", ha destacado.

Josu Erkoreka ha indicado que "una acuerdo de este tipo se formaliza, se documenta y se traduce en leyes vigentes porque una Ley Quinquenal tiene que tramitarse como proyecto Ley, a través de una tramitación muy singular, de artículo único, que reviste unas peculiaridades muy especiales en Cortes Generales".

"Se formaliza en una Ley que está vigente y que vincula, por tanto, a todas las partes", ha señalado. A su entender, "ésa es una garantía importante de que los acuerdos se van a cumplir".

CORRUPCIÓN Josu Erkoreka ha señalado que el posible acuerdo que se alcance entre el PNV y el PP sobre los Presupuestos Generales del Estado "no blanquea a nadie" porque, "quien tiene que responder ante la sociedad y ante los tribunales por casos de corrupción, tendrá que hacerlo exactamente igual".

"Nosotros estamos moviéndonos en un terreno político-institucional y respondiendo a unas responsabilidades de las que no podemos abdicar. La sociedad nos ha puesto aquí para buscar soluciones", ha añadido.

Además, ha apuntado que el Gobierno vasco "no elige a su interlocutor" y ha dicho que, si hay casos de corrupción, "quienes tienen que solventarlos son los tribunales a través de los procedimientos establecidos al respecto".

"El PP en todas las instituciones, también en las vascas, tiene una presencia normalizada que no impide que el resto de las formaciones políticas alcancen acuerdos, voten conjuntamente, compartan algunas estrategias parlamentarias o institucionales comunes, sin que escuche yo por parte de ninguna formación política que el hecho de coincidir con el PP o compartir estrategia con él sea motivo de desdoro para ellas", ha subrayado.

En este sentido, ha recordado que en el Parlamento vasco la semana pasada votaron conjuntamente iniciativas del PP también otras formaciones políticas que ahora están criticando estos acuerdos e invocando razones de moralidad o de lucha contra la corrupción".

"Ninguna de ellas ha levantado el dedo para decir que no van a coincidir en ese voto o que no van a compartir esa estrategia con el PP", ha indicado.

Al margen del Gobierno de coalición con el PSE-EE, ha señalado que el PNV tiene libertad para respaldar las cuentas estatales, si así lo considera. "No afecta directamente al Gobierno de coalición. En todo caso, si de ese apoyo presupuestario resultan decisiones o consecuencias positivas para el autogobierno vasco y para su marco institucional, por supuesto, no serán los socialistas un obstáculo para que eso puede materializarse", ha añadido.

Por ello, ha precisado que "esto no implica directamente al PSE-EE", que forma parte de un Gobierno de coalición "que puede, en todo caso, verse beneficiado por este acuerdo", al igual que toda la ciudadanía vasca.

OTRAS COMUNIDADES Josu Erkoreka ha rechazado que otras comunidades autónomas vayan a pagar por "el exceso de Cupo" de los vascos, como asegura algún medio de comunicación.

"No hay una relación directa entre lo que pagan los vascos y pagan los demás. El régimen financiero general de las comunidades autónomas será un régimen que arranque de los acuerdos que adopten las comunidades autónomas en los órganos multilaterales establecidos a ese respecto y que, luego, se traduzcan en leyes también que se tienen que aprobar el Cortes Generales", ha añadido.

Según ha apuntado, "lo que paguen o dejen de pagar los vascos, poco va a afectar", teniendo en cuenta que Euskadi es el 6,24% de la economía del Estado, "a los ingresos financieros o disponibilidades financieras de comunidades autónomas que son mucho más grandes demográficamente y con mucho mayor peso económico" que el vasco. "Poco va a afectar una cosa a la otra", ha insistido.

Además, ha recordado que "en la sociedad española y, en general, en el marco institucional, también en el autonómico, está asumido que las comunidades autónomas de raíz foral tienen un régimen que entronca directamente en la Constitución, que el régimen financiero foral, el régimen financiero foral tiene un entronque constitucional innegable y que forma parte del sistema autonómico como una singularidad especial que está ahí y que nadie pone en cuestión".