Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los partidos piden explicaciones a esparza por su papel en los casos de ayudas a uagn y la planta de ultzama

Expresan su preocupación por la “gravedad” de los hechos y esperan con “prudencia” la investigación
El presidente de UPN niega haber incurrido en “irregularidades” y amenaza con denunciar a los medios

Andoni Irisarri - Miércoles, 3 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

El presidente de UPN y exconsejero de Desarrollo Rural, Javier Esparza, en una Mesa y Junta.

El presidente de UPN y exconsejero de Desarrollo Rural, Javier Esparza, en una Mesa y Junta. (Foto: Unai Beroiz)

Galería Noticia

El presidente de UPN y exconsejero de Desarrollo Rural, Javier Esparza, en una Mesa y Junta.
“Las informaciones son graves y si se confirman habría que ver si hay responsabilidad política” “Si Esparza investigó y no se enteró de nada, lo menos que puede hacer es dar explicaciones” “Somos prudentes y queremos analizar la investigación con profundidad” “Con las conclusiones de la Guardia Civil, valoraremos si hay responsabilidad política” “Pido agilidad a la Justicia para que resuelva y condene a quien se lleva el dinero público” “El Gobierno tiene que analizar los expedientes, porque parece que el control ha fallado”

pamplona- El presidente de UPN, Javier Esparza, optó ayer por la doble negativa y la amenaza de ir a los tribunales para tratar de desmarcarse ante la opinión pública de cualquier responsabilidad en el posible fraude en la concesión de ayudas para cursos de formación de UAGN y la deficitaria gestión de la planta de biogás de Ultzama. Dos casos que recientemente han saltado a la actualidad, que ya están judicializados y que de alguna manera dan pie a cuestionar la gestión del Departamento de Desarrollo Rural en la última legislatura de UPN, donde el actual dirigente regionalista desempeñó el cargo de consejero entre los años 2012 y 2015. Sin embargo, en los dos casos Esparza defendió a ultranza no tener nada que ver y recordó que ya ha puesto en manos de un despacho de abogados el análisis de “cualquier información” que se haga al respecto y que entienda que calumnia o difame su nombre, porque “demasiado ha aguantado UPN en estos últimos años con mentiras y difamaciones permanentes”.

Ataviado con traje y corbata y visiblemente nervioso, Javier Esparza compareció tras la Mesa y Junta con una intervención en la que los cursos de UAGN tuvieron un lugar primordial. En el año 2013 y siendo consejero de Desarrollo Rural, Esparza firmó una resolución por la que se desestimaba una queja en la que tres extrabajadoras del sindicato agrario denunciaban ante el departamento prácticas irregulares en algunas convocatorias de ayudas, algo que también hicieron en 2011 (con Sanzberro en el departamento) pero sin recibir respuesta alguna. En la resolución del consejero, firmada en octubre de 2013, Esparza asegura que tras una “comprobación documental” no se perciben “indicios de delito ni una incorrecta obtención, destino o justificación de las subvenciones percibidas”, pero una denuncia posterior de las extrabajadoras ante la Guardia Civil ha permitido judicializar el asunto, que está siendo investigado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona y que estaría estudiando la posible concurrencia de delitos de estafa, falsedad documental y fraude en subvenciones.

unai hualde

Parlamentario de Geroa Bai

adolfo araiz

Portavoz parlamentario de EH Bildu

laura pérez

Portavoz parlamentaria de Podemos

maría chivite

Portavoz parlamentaria del PSN

ana be

No estuvo cómodo explicando cómo entonces, desde su departamento, no se vio conducta ilícita alguna y ahora el caso podría tener consecuencias judiciales. De hecho, Esparza se escudó en el “secreto de sumario” para tratar de minimizar las explicaciones sobre el episodio, en el que dijo haberse movido en base al criterio del personal funcionario del departamento. Justificó su firma en la respuesta de desestimación porque “obviamente el informe está hecho por el órgano gestor y los técnicos del departamento”, y porque “hay informes técnicos que lo que dicen es que no se ha detectado ninguna irregularidad”. Sobre si el departamento comprobó la veracidad de la denuncia de las extrabajadoras, Esparza dijo que “se cumple con la Ley de Subvenciones, y quien tiene que revisar todos los expedientes es quien revisa el expediente. Y a partir de ahí concluye lo que concluye, que no hay responsabilidades”. “Y yo respondo lo que respondo porque el informe dice lo que dice”, culminó. Una postura igual de ambigua que la que adoptó cuando fue preguntado por dos aspectos importantes en el caso: por qué no se puso en contacto con las denunciantes y por qué facilitó una copia de las conclusiones del informe a quien precisamente se estaba denunciando ante el departamento, la asociación Asociación de Mujeres Rurales de Navarra (AMUR), la vertiente femenina de UAGN y que gestionaba los cursos. Tal y como puede comprobarse en la transcripción literal de la intervención de Esparza que se detalla en la siguiente página, el dirigente de UPN esquivó precisar si se reunió o habló con las denunciantes, y en su caso por qué no lo hizo. Y con respecto a la copia a la AMUR y a si en el departamento era habitual avisar a los denunciados, Esparza respondió con un lacónico “lo desconozco”.

sorprendido con comptosMenos preocupado se le vio a la hora de valorar la decisión de Comptos de elevar a la Fiscalía su informe sobre la planta de biogás de Ultzama, promovida en 2007 por el Ayuntamiento del valle, comandado entonces por Patxi Pérez Arregui, número dos del departamento de Desarrollo Rural cuando Esparza era consejero y actual miembro de la ejecutiva de UPN. Más allá de constatar en su informe la nefasta gestión que llevó a la planta de purines a cerrar en 2016 tras 3,2 millones de dinero público malgastado, Comptos decide dejar en manos del Ministerio Público la tarea de determinar si en el proceso de concesión del proyecto existieron irregularidades y si posteriormente se produjeron pagos en duplicado por materiales de alto coste, tal y como pudieron comprobar en las tareas de auditoría. Esparza coincide en que el informe es “grave” y que es necesaria la comparecencia de la presidenta de Comptos, Asun Olaechea. Pero cuestionó a Comptos y dijo que le sorprenden “algunas cuestiones recogidas en el informe y la propia nota de prensa que se redacta desde el gabinete”, razón por la que quiere que se den explicaciones.

El resto de grupos parlamentarios se movió entre la prudencia por las investigaciones en curso y la preocupación por la gravedad de los hechos. Esa postura mantuvo Unai Hualde (Geroa Bai). El ayer portavoz de la formación se mostró prudente ante el trabajo de la Guardia Civil, pero manifestó “mucha preocupación” en torno al tema. “De confirmarse las informaciones, serían prácticas graves y requeriría dirimir responsabilidades políticas”. Una postura que compartió Adolfo Araiz (EH Bildu). A expensas de contar con más información, cree que existe “una responsabilidad en la gestión de UPN en el departamento de Desarrollo Rural y quien fue su titular”. “Si estuvo allí, investigó y no se enteró de nada y luego resulta que han pasado cosas como la investigación, lo menos que podía hacer es dar una explicación pública clara”, concluyó. Más cautos se mostraron Laura Pérez (Podemos) y José Miguel Nuin (I-E), quienes abogaron por la “prudencia” y porque el Gobierno de Navarra “analice los controles de uso de dinero público que parece que han fallado en esta ocasión”. La socialista María Chivite prefirió esperar a que avancen las investigaciones, igual que Ana Beltrán (PPN), quien pidió agilidad a la Justicia “para que resuelvan los casos con dinero público de por medio”.