La plantilla de Función Pública no decidirá sobre las jefaturas

La consejera modifica el Decreto Foral tras las recomendaciones del Consejo de Navarra y recibe el rechazo unánime sindical

Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- La consejera de Función Pública, María José Beaumont, presentó ayer a los sindicatos la modificación del borrador del Decreto Foral sobre la asignación de jefaturas en la Administración después de que el informe del Consejo de Navarra dictara algunas recomendaciones.

El nuevo documento establece que la plantilla no tendrá capacidad para decidir sobre los nombramientos de jefes, como así lo recogía la anterior redacción. El cambio establece que los trabajadores solo podrán emitir opinión sobre la memoria de actuación y exposición presentada por la persona candidata, valoración que se entregará al Tribunal y este será quien establezca si toma en consideración dichas evaluaciones, informaron fuentes sindicales.

Las cinco centrales, LAB, ELA, CCOO, UGT y Afapna, mostraron su rechazo al documento propuesto. A pesar de esta reacción, la consejera informó de que presentará este borrador el próximo miércoles al Consejo de Gobierno, sin especificar si se aceptará o no, destacaron fuentes sindicales.

A finales del año pasado, el Ejecutivo navarro aprobó remitir el proyecto de modificación del Decreto Foral 215/1985 para asignar jefaturas en la Administración foral y sus organismos autónomos mediante evaluación y méritos. El nuevo decreto establecía que la plantilla participaría en la elección de las personas que optaran a esas jefaturas para un periodo de seis años. Tras negociar con los sindicatos, obtuvo el respaldo de LAB, pero la oposición del resto de centrales. El Consejo de Navarra cuestionó la fórmula escogida para la elección de jefes;y tras analizar ese informe, Función Pública expuso ayer otra propuesta que no contó con el apoyo de ningún sindicato.

LAB indicó que no aceptaba que “se quitara a la plantilla la capacidad de elegir las jefaturas”. CCOO insistió en que el Decreto Foral no contempla sus alegaciones y puso en evidencia que “el tiempo de tramitación de la normativa solo ha servido para que el Gobierno siga realizando nombramientos de manera discrecional e incumpliendo la legislación vigente”. Por ello, exigió “a la consejera que deje de ampararse en la modificación de la norma y de realizar nombramientos a dedo”. UGT denunció esta misma práctica y propuso para la provisión de jefaturas “un Tribunal con un superior jerárquico, un técnico y un representante sindical”. Y dijo que “la participación del personal debe articularse de manera diferente a la formulada por la Administración”. - S.Z.E.

Últimas Noticias Multimedia