La producción de queso Idiazabal crece por tercer año

119 QUESERÍAS ELABORARON 1,34 MILLONES DE KILOS EN 2016, UN 9,3% MÁS | Lindun, de Sunbilla, recibe por duodécima vez el premio a la regularidad que concede la DO

Juan Ángel Monreal Patxi Cascante - Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Pilar Legorburu realiza el primer corte de la temporada 2017 de Idiazabal junto a Joxe Mari Ustárroz, presidente de la DO.

Pilar Legorburu realiza el primer corte de la temporada 2017 de Idiazabal junto a Joxe Mari Ustárroz, presidente de la DO.

Galería Noticia

Pilar Legorburu realiza el primer corte de la temporada 2017 de Idiazabal junto a Joxe Mari Ustárroz, presidente de la DO.Arkaitz Larrate, con su sobrino Xabat e Ignacio Gil.

pamplona- Entre siete y ocho litros de leche procedente de oveja latxa son necesarios para dar forma a un queso con Denominación Origen Idiazabal. Un pequeño manjar, elaborado en 120 queserías, 30 de ellas navarras y que, poco a poco, recupera sus cifras de producción y venta previas a la crisis. En 2016, la producción superó los 1,34 millones de kilos, marcó su tercer año de crecimiento consecutivo y confirmó que, poco a poco, el consumidor vuelve a estar dispuesto a pagar por un producto de alta calidad. En el último año el crecimiento fue del 9,3%.

“La calidad y el prestigio son las señas de identidad de nuestro producto, es lo que permite mantener un precio que sostiene la cadena de valor”, explicó Joxe Mari Ustarroz, presidente del consejo regulador durante el corte del primer queso de la temporada. Un producto único, elaborado con leche cruda, un modo de hacer que añade matices, incluso “según la climatología”, destacó Ustarroz, quien estuvo acompañado durante el acto, celebrado en la sociedad Napardi de Pamplona, por Ignacio Gil, director general de Desarrollo Rural. “Es un producto que genera riqueza y empleo, sobre todo entre los elaboradores, que ancla población en zonas de montaña y alta montaña”, destacó Gil, quien anunció que para la próxima semana estará concluido el plan estratégico de la oveja latxa que prepara el Gobierno de Navarra.

El queso Idiazabal, que vivió una década prodigiosa entre 2000 y 2010, acusó durante los años siguientes los efectos de la crisis más dura de las últimas décadas. Y la producción tuvo que ajustarse desde los 1,46 millones de kilos hasta los 1,10 en los que tocó suelo en 2013, un 24% de descenso. También el número de queserías tuvo que reducirse desde las 125 hasta las 120 de la actualidad, una más que el año pasado.

30 de ellas se encuentran en Navarra. Y una de ellas, la quesería Lizun, de Luis Vicente Larrate y Rosa Urquijo, en Sunbilla, ganó por duodécima vez el distintivo a la regularidad en la calidad de su queso. Su hijo Arkaitz Larrate recogió ayer un premio que llega precisamente el año en que esta quesería familiar ha recuperado su propio rebaño, con el que ya ha comenzado a elaborar un queso que hasta ahora fabricaba con la leche de ovejas de la zona de Malderreka y Baztan y que se comercializa con las marcas Endara y Mendaur. Lizun elabora queso desde hace 32 años, los 29 últimos bajo la Denominación de Origen Idiazabal.

La DO Idiazabal reconoció también y por segunda vez la labor de Xanti Etxezarreta, pastor y elaborador de Olaberria (Gipuzkoa) que forma parte de la DO desde hace 17 años. “Xanti es hijo y nieto de pastores y junto a su mujer elabora el queso de forma artesanal. Son, además, pastores trashumantes y cada año continúan subiendo a Urbia con su familia y rebaño”, explicaban ayer desde la DO. El queso que elaboran, que se vende con la marca Txoko, emplea exclusivamente la leche de su rebaño y ya recogió en 2014 el premio a la regularidad.

Las dos queserías reconocidas comparten una característica: son establecimientos familiares, con tradiciones que pasan de padres a hijos. Por ello, asegurar el relevo generacional es una de las prioridades, así como una de las grandes dificultades con las que se encuentran las queserías. “Las instituciones deben apoyarlo y dar facilidades para el establecimiento de los jóvenes”, destacó Joxe Mari Ustarroz.

La DO, como siempre, quiso reconocer a una personalidad relevante del año y, en esta ocasión, optó por Pilar Legorburu Urdampilleta, empresaria donostiarra que, junto a su hermana Arantxa continua la saga hostelera que abrieron a sus padres y que acaba de inaugurar el Hotel Pompaelo, en la plaza Consistorial de Pamplona. Ella fue la encargada de realizar el primer corte de la temporada, en un queso elaborado por los Larlate en Lindun (Sunbilla).

la cifra

120

Queserías de la DO

Gipuzkoa sigue siendo el territorio con mayor concentración de queserías, con 51, por delante de Navarra, que tiene 30. Tras estos dos territorios se sitúan Álava, con 22 y Bizkaia, con 17. Hace 20 años apenas había 52 queserías elaborando este producto, una cifra que se había duplicado ya en el año 207 (107).

la producción

Año Kilos

2003 1.223.420

2004 1.239.932

2005 1.241.397

2006 1.315.102

2007 1.354.565

2008 1.303.787

2009 1.387.936

2010 1.466.429

2011 1.224.018

2012 1.176.383

2013 1.107.779

2014 1.133.032

2015 1.226.826

2016 1.340.725