Tambores de guerra nuclear

Jon García Rodríguez - Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

“Entre EEUU y Corea del Norte algo realmente malo va a pasar”. Este pronóstico tan agorero es un pensamiento que se repite en mi cabeza constantemente. La tensión que existe entre ambos países va in crescendo cada día que pasa. A cada provocación que uno hace, el otro le responde con una amenaza. Y aunque de momento los ataques que se hacen Donald Trump y Pyongyang no pasan de las palabras, juraría que ambos tienen sus manos a la misma distancia del botón nuclear. No es la primera vez que hemos tenido que atemperar a dos líderes deseosos de emprender una guerra atómica. En 1962, el líder soviético Nikita Jruschov y el presidente estadounidense John F. Kennedy nos tuvieron 13 días viviendo en un ¡ay! por la crisis que se desató a cuenta de los misiles soviéticos en Cuba. Afortunadamente, aquello se consiguió resolver porque ambos se mostraron receptivos a los buenos consejos que recibieron de sus aliados. Sin embargo, estamos ante un escenario distinto. Más peligroso. Donald Trump y Pyongyang son excesivamente imprevisibles y nada influenciables. Ni la OTAN ni China van a poder frenarles si deciden entrar en guerra. El hecho de que ambos no paren de mentar esa posibilidad me dice que la idea se les está enquistando. Este asunto me da mala espina. No va a tener buen final.