A la contra

El ‘holding’

Por Jorge Nagore - Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

ahondando en la situación que se da en Roncesvalles después de que el Prior de la Colegiata haya decidido cerrar el campamento ilegal que mantenían desde hace dos años -abierto en tiempo del anterior prior-, sería bueno recordar que el anterior prior -Juan Carlos Elizalde, actual obispo de Vitoria- aseguraba en este periódico hace 1 año que “hemos heredado un crédito de 200.000 euros al año y es absurdo no aprovechar nuestras propias fuentes de ingreso”. Ese crédito data de un préstamo de 2,5 millones de euros que en 2006 dio el Gobierno de Navarra para construir el hotel en lo que antes era la Casa del Contador. Y ese “es absurdo no aprovechar nuestras propias fuentes de ingreso” se refiere a que la Colegiata ya no alquilaba o alquila sus edificios hosteleros -la Posada, la Sabina, etc-, sino que los llevan ellos directamente, a lo cual están en todo su derecho. A lo que no están en su derecho es a actuar alegalmente, más teniendo en cuenta que fue el esfuerzo de todos los navarros el que permitió -por ejemplo- costear los nada menos que más de 6 millones de euros que costó hace pocos años remodelar el Albergue de Peregrinos, un dineral importante que llegó íntegro de las maltrechas arcas públicas. Puedo entender que si tienes deudas pretendas que todos los que empiezan el camino en Roncesvalles o llegan allá duerman allá, aunque sea en unas casetas prefabricadas e ilegales a 10 euros o a 6, ya que esa gente igual cena en tus bares y restaurantes o desayuna y encarga unos bocatas para almorzar y esas cosas: es dinero que se queda para la caja común, puesto que todos los establecimientos son tuyos. Lo que no es de recibo es que se funcione como si esto fuese el siglo XII y se invoque el bien común en cuanto se abre la boca. Seguro que haciendo las cosas bien, se llega a soluciones. El Camino da para bastantes. Para quien quiere compartir y no es egoísta, claro.