Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
"que la paz sea un hecho incontestable"

Barkos: "El Ejecutivo foral ha trabajado para que el fin de ETA sea una realidad lo antes posible"

EP - Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 18:17h

La presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos (c), escucha la intervención del parlamentario de UPN Javier Esparza (d).

La presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos (c), escucha la intervención del parlamentario de UPN Javier Esparza (d). (EFE)

Galería Noticia

La presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos (c), escucha la intervención del parlamentario de UPN Javier Esparza (d).

PAMPLONA. La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha defendido la reunión que mantuvo junto al lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente de la Mancomunidad de Iparralde, Jean René Etchegaray, con el coordinador de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), un encuentro en el que participó "desde la responsabilidad, en la defensa del interés general de la ciudadanía".

"No me cabe ninguna duda de que contribuir a que ETA entregara las armas respondía a ese interés general", ha argumentado Barkos, quien ha considerado "inconcebible" que "una institución que pudiera ayudar en ese objetivo no lo hubiera hecho".

Ha defendido, además, que el Ejecutivo foral "ha trabajado para que el fin de ETA fuera una realidad lo antes posible" y ha asegurado que el Gobierno que preside "ha estado donde debía estar, en el ejercicio de la responsabilidad, trabajando para el desarme de ETA y trabajando para que se cumpliera con rigor".

"Se ha hecho la mejor defensa de los requerimientos de la sociedad navarra sobre esta cuestión", ha alegado Barkos, en una comisión parlamentaria a petición de UPN y PPN, en la que ha comenzado su intervención recordando a las víctimas de ETA y de "todas las formas de terrorismo en general".

La jefa del Ejecutivo foral ha negado que "haya habido falta de transparencia sobre la reunión" y ha destacado que la dieron a conocer cada una de las instituciones concernidas en "el mismo momento". "Las tres instituciones sacamos una nota conjunta explicando los términos de la reunión. Desde el primer momento el Gobierno tenía muy clara que estaba tomando parte de una reunión de la que la ciudadanía iba a tener conocimiento", ha declarado.

También ha negado que "se haya colaborado ni con ETA ni ninguna otra organización", así como que "se haya pretendido ocultar al conjunto de la ciudadanía la información" sobre un encuentro que, según ha dicho, "tiene la necesidad de lógica discreción".

Asimismo, la presidenta navarra ha valorado que la Comisión Internacional de Verificación está conformada por "personas de reconocido prestigio internacional en diferentes procesos de paz a lo largo y ancho del mundo" y ha remarcado que "no estamos hablando de alguien que nadie conoce o de cuyo prestigio no se puede dar cuenta".

En cuanto a la postura del Gobierno foral respecto al desarme de ETA, Barkos ha afirmado que es la de "exigir a ETA la entrega de las armas de forma unilaterial, verificable y sin contraprestaciones". "Siempre hemos defendido que el desarme era un mandato incontestable y largamente demandando con la ciudadanía", ha alegado la presidenta, que ha apostado por "construir una sociedad mejor desde la convivencia y dando respuesta al derecho de las víctimas a la verdad, justicia y reparación".

DURAS CRÍTICAS DE UPN Y PPN

Tras la exposición de la presidenta, Javier Esparza, de UPN, ha acusado a Uxue Barkos de "no estar con las víctimas del terrorismo" y ha sostenido que con su presencia en la reunión "avala el teatro que ETA montó el 8 de abril". "Tengo la sensación de que se está sometiendo a la hoja de ruta que tiene marcada ETA, a ese contar la historia a su manera porque le ha dado el carácter de actor político de interlocutor a través de los mediadores", ha reprochado a la presidenta, a quien ha vuelto a recriminar que haya pactado con EH Bildu.

Por su parte, la portavoz del PPN, Ana Beltrán también ha considerado que "aquí no ha habido desarme", sino que "ha sido una auténtica tomadura de pelo, un acto de propaganda de ETA". Por ello, ha emplazado a la jefa del Ejecutivo foral a que "diga qué le ha parecido el resultado del desarme después de aquella reunión", ya que "si con esa entrega alguien considera que ETA se ha desarmado, que venga Dios y lo vea". "Tiene que pedir explicaciones de por qué no se entregaron todas las armas que se dijeron", le ha instado.

Barkos ha criticado la "falta de rigor" de Beltrán sobre las cifras que ha ofrecido en torno a las armas entregadas y, dirigiéndose a Esparza, ha lamentado "profundamente" algunas de sus afirmaciones como que el Gobierno "no esté con las víctimas de ETA". "Eso es lo que quisiera usted, un Gobierno que no fuera capaz de estar con las víctimas", ha declarado.

Ha manifestado, además, que no admite que el líder de UPN afirme que "se está sometiendo a la hoja de ruta que tiene marcada ETA" y ha señalado que aunque entiende que Esparza tiene "la necesidad política intensa de generar focos de atención alternativos, esto no se lo voy a admitir nunca, afirmaciones como esta absolutamente innobles, indeseables y poco respetuosas".

EL CUATRIPARTITO APOYA LA LABOR DEL GOBIERNO

En representación de Geroa Bai, Koldo Martínez ha remarcado que la coalición "siempre" ha estado en contra de ETA y de "las violencias injustas e ilegítimas". Ha valorado que el desarme de la banda terrorista ha sido "fruto de un trabajo discreto, perseverante y prudente de muchas organizaciones" y que ahora, el paso "más importante" que queda es la disolución de ETA. Ha agradecido además el trabajo realizado por el Gobierno navarro.

Desde EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha criticado a UPN y PPN por no apoyar la declaración institucional que se aprobó en el Parlamento foral sobre el desarme de ETA, una posición con la que "se situaban en el mismo lado que el Frente Nacional de Marine Le Pen". En su opinión, las intervenciones de regionalistas y populares "demuestran que siguen sin estar a la altura de las circunstancias". "El 8 de abril se dio un paso importante", ha reivindicado.

Por parte de Podemos, Laura Pérez ha destacado que la formación morada "está con todas las víctimas sin distinguir entre víctimas de primer nivel y de segundo, como hacen los solicitantes de esta comparecencia". Además, ha expresado el "máximo apoyo" al Gobierno de Navarra por "la actuación en pro del desarme" y ante "cualquier otra que haga en pro de la paz que permita dejar atrás los tiempos de plomo".

La socialista María Chivite ha declarado que le ha sorprendido "negativamente" la intervención de Javier Esparza porque "no todo es ETA" y ha afirmado que no considera que haya habido opacidad sobre esta reunión, ya que "si alguien tiene intención de ocultar no lo graba". Sobre el acto del 8 de abril en Bayona, la parlamentaria del PSN ha sido muy crítica y ha considerado que "fue excesivo y un teatro".

Finalmente, José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, ha expresado su "pleno, total e integral apoyo a las víctimas de ETA" y ha defendido que la actuación del Gobierno foral en relación al desarme ha sido "responsable". A su juicio, "ha hecho lo que debía hacer y se necesitaba hacer". "El Gobierno de Navarra ha actuado conforme al interés general y ha actuado con el deber político que tiene ante la ciudadanía", ha concluido.