Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno subvencionará a los propietarios que cedan sus pisos a la Bolsa de Alquiler

El presupuesto es de 260.000 euros y las ayudas equivaldrán a tres mensualidades

Amaia Rodríguez Oroz Patxi Cascante - Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Imagen de archivo de un balcón con un cartel de ‘Se alquila’.

Imagen de archivo de un balcón con un cartel de ‘Se alquila’.

Galería Noticia

Imagen de archivo de un balcón con un cartel de ‘Se alquila’.
“La finalidad de estas ayudas es incentivar la captación de viviendas para alquiler social”

pamplona- La potenciación del alquiler es una de las líneas claves del actual Gobierno de Navarra. Algunas de las acciones llevadas a cabo hasta el momento por el Ejecutivo y que respaldan esta afirmación son la voluntad de crear un alquiler más accesible a la ciudadanía y la potenciación de la vivienda social protegida dirigida al arrendamiento, un proyecto con el que se dispondrá de 524 viviendas de alquiler protegido. La última medida fue explicada ayer por el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno foral, Miguel Laparra, quien expuso que, a partir de ahora, los propietarios que cedan sus viviendas al programa de alquiler social Bolsa de Alquiler, gestionado por la empresa pública Nasuvinsa, recibirán una subvención equivalente a tres mensualidades de renta por encima de las ordinarias. Estas ayudas oscilarán entre los 900 y los 1.600 euros en función del tamaño de la vivienda y su localización y se abonarán en un único pago al comenzar el contrato de arrendamiento. El objetivo de esta medida, publicada el martes en el Boletín Oficial de Navarra y que “se suma a las garantías ya existentes que el departamento de Derechos Sociales ofrece a las personas que incluyen sus viviendas al programa de alquiler social”, es “incentivar aún más la captación de viviendas para su incorporación a la Bolsa de Alquiler”, señaló Laparra.

La demanda de viviendas de alquiler asequibles a la mayor parte de la población es una realidad a la que el Ejecutivo foral pretende dar una respuesta y, en este sentido, “la puesta en el mercado de viviendas vacías es una importante medida de sostenibilidad, por cuanto contribuye a reutilizar un recurso infrautilizado y ayuda a dinamizar los cascos urbanos”, subrayó Laparra. Es por eso que el Gobierno de Navarra ha habilitado una partida presupuestaria dotada con 260.000 euros, con el fin de conceder subvenciones a los propietarios que cedan en arrendamiento sus viviendas al programa. Además, está previsto que la partida subvencione a las primeras 200 viviendas que se cedan a la Bolsa de Alquiler, con la captación de pisos inutilizados y su utilización para el alquiler social como finalidad primera.

diferencias en la subvenciónEl precio abonado a cada propietario es diferente en función de la localidad en la que esté situada su vivienda y el tamaño de la misma, por lo que para determinar las cantidades a pagar a la persona titular como renta mensual se han fijado distintos precios. En Pamplona y su comarca, Tudela, Estella y Tafalla, la subvención será de cinco euros por metro útil de trastero. En otros municipios de Navarra, cuya población sea inferior a 10.000 habitantes, será de cuatro euros por metro cuadrado útil para la vivienda, de 30 euros por la plaza de garaje y de un euro por metro cuadrado útil de trastero. Por otro lado, en localidades con un número de habitantes inferior a 5.000, será de tres euros por metro cuadrado útil para la vivienda, 30 euros por la plaza de garaje y de un euro por metro cuadrado útil de trastero. En todos los casos, el máximo de metros útiles en el trastero a pagar será de 15 metros.

Para calcular el importe total de la subvención, se multiplicará por tres la renta mensual. De este modo, para una vivienda de 90 metros cuadrados útiles con garaje y trastero, la ayuda puede oscilar entre los 945 euros en el caso de un municipio de menos de 5.000 habitantes hasta los casi 1.600 euros de una vivienda situada en Pamplona y su comarca, Tudela, Estella y Tafalla. Además, para acceder a estas subvenciones es preciso que la propiedad sea de una persona física y deberá firmar con Nasuvinsa también una persona física.

miguel laparra

Vicepresidente de Derechos Sociales

cómo acceder a las ayudasLas subvenciones se otorgarán tras realizar una evaluación de manera personalizada a cada expediente, en función al orden de presentación de las solicitudes de dichas ayudas. Para acceder a las mismas, las personas interesadas deberán presentarse en el registro del Servicio de Vivienda, en la calle Alhondiga de Pamplona, o en cualquiera de los lugares previstos en la ley, así como en el Registro General Electrónico disponible en el portal web del Gobierno de Navarra (www.navarra.es). El plazo de presentación de las solicitudes finaliza el día 1 de diciembre. Entre las garantías que se ofrecen a los ciudadanos que cedan su vivienda a la Bolsa de Alquiler, el Ejecutivo foral destaca la firma del contrato con la entidad pública Nasuvinsa, el cobro asegurado y puntual de la renta, la devolución de la vivienda en buen estado y la contratación, también a cargo de Nasuvinsa, de un seguro multirriesgo del hogar de continente que cubre los siniestros que pudieran ocasionarse en la vivienda.

Como novedad, este año se han implementado varias medidas añadidas, como que los gastos de comunidad corran a cargo de Nasuvinsa, con un tope mensual de 50 euros. Además, se procederá a una financiación al 0% de interés para cubrir los gastos de adecuación de la vivienda necesarios para su incorporación a la Bolsa de Alquiler, hasta un máximo de 12.000 euros, que se compensarán con las subsiguientes rentas de arrendamiento. Por otro lado, Nasuvinsa se encargará también de la elaboración del certificado de eficiencia energética para aquellas viviendas que se ofrezcan a través de la bolsa y que no dispongan del mismo, o cuando se renueve su ofrecimiento transcurridos cinco años y carecieran igualmente del mismo.

Por último, Nasuvinsa se encargará de realizar las gestiones de búsqueda de inquilinos, mediación y realización del contrato. Asimismo, los arrendatarios podrán tener derecho a subvenciones del 90%, 75%, 50% o 25% de la renta, en función de sus ingresos. Los propietarios de viviendas interesados en acceder a estas ayudas pueden obtener más información a través del número de teléfono 848 420 601 o en la página web www.vivienda.navarra.es.

apuntes

¿Qué es la Bolsa de Alquiler? La Bolsa de Alquiler es un programa de alquiler de vivienda protegida usada que, gestionado por Nasuvinsa, sociedad pública del Gobierno de Navarra, tiene como objetivos integrar las viviendas usadas vacías en el mercado inmobiliario y crear un parque público de viviendas en alquiler a precios asequibles. A este programa pueden acceder las viviendas libres desocupadas y protegidas usadas de cualquier localidad navarra que cuenten con al menos una persona inscrita en el Censo de solicitantes de vivienda protegida. Asimismo, el programa pretende favorecer el acceso a una vivienda digna al sector de la población que ha optado por el sistema de alquiler.6.000 viviendas susceptibles de ser captadas. Según datos extraídos de un estudio realizado por el Observatorio de la Realidad Social, en Navarra existe un mercado potencial de 6.000 viviendas de particulares, a las que cabe añadir las que son propiedad de entidades financieras y empresas, susceptibles de ser captadas para la Bolsa de Alquiler “en la medida en que mejoremos la información sobre la misma y se explique mejor que se han reforzado tanto las medidas de seguridad, seguros de impago y desperfectos, como los incentivos a la rehabilitación con préstamos sin intereses”, explicó ayer el vicepresidente Laparra.

Garantías para el propietario. Algunas garantías para el propietario de una vivienda cedida a la Bolsa de Alquiler son el cobro puntual de la renta, el alquiler por un plazo de 5 años y 6 meses, el mantenimiento de la vivienda en buen estado, la contratación de un seguro multirriesgo o el pago de los gastos de comunidad, entre otras.