Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Se enfrenta a 28 años de cárcel al acusarle sus dos hijas de violación

El acusado, de origen africano y vecino de la Ribera, lleva un año preso, negó los hechos y dice que actúan en venganza

Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Palacio de Justicia.

Palacio de Justicia. (Foto: Unai Beroiz)

Galería Noticia

Palacio de Justicia.

pamplona- Un ciudadano de origen africano y vecino de la Ribera, encarcelado desde hace un año, se enfrentó ayer a 28 años de prisión en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra después de que dos de sus hijas denunciaran que habían sido violadas por el acusado cuando tenían 13 y 14 años. La propia madre de las chicas había regresado a su país en las fechas en que ocurrieron los hechos porque, según ellas, su padre la maltrataba. El procesado negó ayer los he-chos y dijo que nunca se metió en la cama de las menores, como ellas afirman, y acusó a las chicas de actuar en venganza porque, según su versión, estaban enfadadas con él por haberles separado de habitación. “No tengo problemas con ellas, pero se gustaban, se buscaban entre ellas para tener relaciones sexuales por lo que tuve que separarles de dormitorio y también lo hacían con chicos”, manifestó el procesado, sobre sus propias hijas, ayudado por una intérprete.

en repetidas ocasionesÉl defiende que nunca estuvo en la misma habitación de las menores y que no es cierto lo que denunciaron a sus profesoras y a Servicios Sociales. También negó haberlas amenazado con matar a su mujer en caso de que ellas dijeran algo. Admitió que una vez les pegó y les castigó “porque habían salido con un cuchillo” de casa para agredir a otra joven y las acusó de “robar” y de “ser muy rebeldes”. Las niñas no tuvieron que declarar en la vista, sino que en el juicio se reprodujo la prueba preconstituida que se les practicó en el juzgado de instrucción. Entonces, las hermanas, con muchas dificultades para expresarse debido a la vergüenza que sentían, afirmaron que su padre se adentraba en sus habitaciones y las tocaba e incluso llegó a violarlas en más de una ocasión por las noches de los fines de semana. Según los forenses, las víctimas presentaban sintomatología ansioso-depresiva y muy baja autoestima. - E. Conde