edificio de los antiguos cines carlos III

Informe favorable a la reconversión en pisos de la manzana de Saide

Los promotores plantean un nuevo edificio de B+5 y bajos comerciales
Gerencia conoció ayer la propuesta, que “mejora la imagen de la manzana”

Ana Ibarra / Unai Beroiz - Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El derribo se hará en dos fases comenzando por el edificio de la calle Cortes de Navarra.

El derribo se hará en dos fases comenzando por el edificio de la calle Cortes de Navarra. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

El derribo se hará en dos fases comenzando por el edificio de la calle Cortes de Navarra.

pamplona- Gerencia de Urbanismo conoció ayer la propuesta de la empresa promotora vinculada a Saide (Sociedad Anónima Inmobiliaria de Espectáculos) para reconvertir en viviendas el edificio de Paulino Caballero que alojaba los antiguos cines Carlos III. El informe técnico del área resulta favorable a la iniciativa (derribo y construcción de un nuevo edificio) porque “mejora la imagen resultante para el conjunto de la manzana” creando tres fachadas de idéntica altura. Los bajos del nuevo edificio serán comerciales. La reconversión de usos -exige aprobación de la Junta de Gobierno y pase a Pleno- implica la modificación del Plan Especial de Reforma Interior del I y II Ensanche en la unidad actualmente ocupada por el cine y locales comerciales en planta baja y siete plantas de oficinas que constituyen un edificio unitario. La propuesta crea dos parcelas similares a las del resto del II Ensanche, con un diseño “unitario, con una altura uniforme de B+5+A que únicamente pasa a B+6 en el encuentro con el edificio existente de la Vasco Navarra de modo que modo que manteniendo la altura de su alero se conforma una manzana uniforme”. El proyecto supone un aumento de la altura prevista en el PERI para el edificio de la calle Paulino Caballero pero se consigue así “reducir el impacto del medianil visto existente el edificio contiguo que tiene mayor altura (B+ 6+ A)”. Con el fin de “no modificar la edificabilidad máxima vigente” se reduce el fondo máximo edificable en las dos parcelas, que pasa a ser de 14 metros en plantas elevadas y no se permiten vuelos. Cabe recordar que el PERI vigente consolida la edificación existente y propone, en el caso de renovación (se permite residencial colectivo), un fondo edificable de 23 metros en planta baja y 15 en plantas elevadas, y unas alturas máximas de B+4 o B+5 según la anchura de la calle, a las que se puede añadir un ático. La ordenación pretende, según la propiedad, una edificación que cierre la manzana de manera “armónica” y resuelve la “transición” de las dos alturas de los edificios colindantes a la altura actualmente dominante (B+5+A). Salvo el edificio de oficinas de la avenida San Ignacio el resto de la edificación se demolerá en la primera fase. Así, en la primera se demolería el edificio de la calle Cortes de Navarra y el cine Carlos III (salvo los espacios que se encuentran en el edificio de oficinas de la calle San Ignacio). El edificio de oficinas de la avenida de San Ignacio podrá seguir manteniéndose en pie y con actividad hasta que no se ejecute la segunda fase. Entre la primera y la segunda licencia se establece un plazo máximo de tres año. La superficie total del ámbito es de 1.224,75 m2. La edificabilidad adjudicada para las plantas elevadas es de 2.736 m2para la parcela correspondiente a la avenida San Ignacio y de 2.534,75 m2 para la situada junto a la Vasco Navarra, incluyendo 582 m2 en áticos. En planta baja la edificabilidad será de 1.188,34 m2, tal y como detalla la arquitecta Carmen Lagunas. La propuesta de modificación prohibe los vuelos (tanto los balcones como los cuerpos volados) que sobresalgan de las fachadas. Según explicó el concejal de Urbanismo Joxe Abaurrea, Gerencia aconsejó mantener la fachada principal si bien ésta no tiene ningún grado de protección.

historia

Cierre de Saide. Cerraron sus puertas el 4 de marzo del año pasado.

De Olimpia a Carlos III. En 1923 se inauguró el Coliseo Olimpia en la avda. San Ignacio. El Olimpia se derribó en 1963 y en 1964 abrió en el mismo espacio el cine Carlos III. De una a cinco salas. El Carlos III tuvo una gran sala de 1.500 localidades hasta que cerró en 1999 para reabrir en abril de 2000 como un multicine de cinco salas.