La tradición del repique vuelve a Altsasu en la Cruz de Mayo

Este concierto de las campanas se sucederá todos los mediodias hasta la Cruz de septiembre, en fiestas

Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Foto de familia de los campaneros, en el primer repique.

Foto de familia de los campaneros, en el primer repique. (N.M.)

Galería Noticia

Foto de familia de los campaneros, en el primer repique.

altsasu- Puntual, a las doce del mediodía, aunque el reloj de la iglesia marcaba las cuatro y cuarto, un grupo de vecinos de Altsasu renovaron ayer una tradición que se pierde en el tiempo, el repique de las campanas de la parroquia. Comienza el día de la Cruz de mayo y finaliza en la de septiembre, el día grande de las fiestas de la villa. Así, las campanas de la parroquia volvieron ayer a bailar tras meses de letargo. Fueron 18 minutos, un concierto en el que participaron cinco campaneros: Iñaki Bengoetxea, Jesús Irisarri, Asier Beramendi, Ángel Aldasoro y Enrike Zelaia, que también se turnaron con las campanas pequeñas, junto con Jon Etxaiz y Pedro Jiménez. Y es que se pudieron escapar de sus ocupaciones por un rato y volverán los próximos meses al campanario siempre que puedan, al igual que Jesús Bengoetxea y Félix Martínez, otros dos asiduos que ayer no pudieron acudir.

“Es una costumbre de origen pagano, el conjuro de mayo, al que la Iglesia dio sentido religioso. Por ello al principio es un toque de oración”, explicó Zelaia, artífice de su recuperación en los 70, pocos años después de su pérdida tras el salto definitivo de Altsasu a una sociedad industrial. - N.M.