barriola, en su recta final como profesional

Abel Barriola: "La pelota me ha devuelto todo multiplicado por diez"

EFE / ARKAITZ ALMORTZA - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 13:28h

El pelotari Abel Barriola, en su recta final como profesional

El pelotari Abel Barriola, en su recta final como profesional (efe)

Galería Noticia

El pelotari Abel Barriola, en su recta final como profesional

PAMPLONA. El pelotari Abel Barriola se encuentra en su recta final como profesional, después de que anunciase su retirada en 2016, por lo que durante estos días está viviendo "una montaña rusa de emociones", y es que, según indica, todo lo que le ha dado a la pelota se lo ha devuelto "multiplicado por diez".

El zaguero de Leitza vive uno de los momentos más especiales de su vida, y es que el próximo domingo pondrá punto y final a 19 años de trayectoria profesional, y siendo consciente de ello, está entrenando para "jugar bien" e intenta "no descuidar", a pesar de estar envuelto en un "popurrí de sentimientos".

"Me da pena, es lo que más me ha gustado desde pequeño, pero estoy muy contento porque he tenido la suerte de vivir de lo que más me gusta y de haber vivido tantas experiencias con la pelota", ha explicado el leitzarra en una entrevista concedida a la agencia EFE.

Barriola, que cuenta con la triple corona (Manomanista 2002, Parejas 2014, y Cuatro y Medio 2001), jugará el domingo su último partido profesional, en el frontón Atano III de San Sebastián, un partido que augura será "un momento precioso".

"Si no es delante de la afición, me emocionaré delante de todos en el vestuario", ha señalado.

De la afición navarra se despidió el 18 de abril, en un partido que jugó en el frontón Labrit de Pamplona, un lugar muy especial para el deportista leitzarra. "Si de pequeño te ponen un frontón en el que sería un sueño jugar, diríamos el 99 % de los pelotaris navarros que nos gustaría jugar en el Labrit", ha explicado.

A pesar de ser un martes laboral, la Bombonera se llenó para dar el último adiós a Barriola en Pamplona, por lo que ha indicado que se siente "un privilegiado" y que no tiene palabras para agradecer todo el cariño recibido por parte de la afición navarra.

"Desde mi punto de vista, es lo más bonito que me llevo de este mundo", ya que "este deporte es inconcebible sin el pelotazale, y que te lleves el cariño, respeto... del pelotzale es lo más bonito y lo que más me ha llegado en toda esta carrera profesional", ha afirmado.

Barriola indica que, a pesar de estar viviendo unos momentos muy especiales y emotivos, es consciente de que no va a dar un paso atrás,y es que, matiza, tiene las "ideas muy claras", y afirma que tomar esta decisión no le resultó fácil. "Prefiero dejar yo la pelota a que la pelota me deje a mí", ha subrayado.

El zaguero comenzó su andadura profesional siendo niño, jugando en el frontón de Leitza, municipio que ha sido cantera de deportistas profesionales, por lo que hacer deporte desde pequeño fue un hábito para él, según ha explicado, y tuvo la oportunidad de acudir a la escuela de pelota que se abrió en su localidad natal.

"En mi opinión, una escuela de pelota es más importante que una empresa de pelota. Es donde nace un deportista, donde se hace un pelotari, donde aprende todo lo bueno que tiene este deporte desde pequeño" ha explicado.

La afición se convirtió en pasión, y explica que aunque de pequeño soñaba con llegar a profesionales, lo más importante para él era entrenar a diario para intentar ser mejor pelotari, y con 19 años pudo demostrar su valía en el frontón Beotibar de Tolosa, en 1998, donde pudo cumplir su sueño de debutar como profesional.

Barriola señala que en estos 19 años no ha cambiado su forma de ver la pelota, y que, a pesar de vivir muchos momentos buenos, el mejor es "cuando la gente se levanta de sus asientos y aplaude, es decir, cuando el pelotazale disfruta de un partido".

Respecto a los momentos más difíciles, destaca que "lo más duro" es cuando un deportista se lesiona, porque, en ese momento "ve peligrar su futuro" y "se está en tensión", aunque de "los momentos más difíciles también se aprende".

"Cuando pierdes una final es un momento muy difícil, es lo peor que te puede pasar, hace falta tiempo para asimilarlo, para superarlo" ha destacado.

Durante los últimos años están saliendo jóvenes promesas, por lo que Barriola destaca que "viene una generación muy buena de pelotaris" y que "para su edad, son unas personas muy maduras".

Dentro del mundo de la pelota vasca, cada vez son más las mujeres que están destacando, por lo que Barriola subraya que es "una riqueza para este deporte, y por tanto para esta sociedad".

Una vez que se despida definitivamente, asegura que va a descansar y que, aunque todavía no sabe que le augurará su futuro, "no concibe esta vida sin estar relacionada con la pelota".

Más sobre Pelota

ir a Pelota »